Los problemas raciales en Estados Unidos han llegado al sector empresarial. Las marcas han comenzado a jugar en este terreno y ahora firmas como Walmart son exigidas en esta campaña para ir más allá de un simple mensaje de apoyo.

Una emprendedora de la ciudad de Nueva York está impulsando una iniciativa en la que llama a los principales retailers de Estados Unidos como Walmart para apoyar a los negocios pertenecientes a afroamericanos.

El compromiso del 15 por ciento

Bajo el nombre 15 Percent Pledge la iniciativa fue lanzada en redes sociales en días recientes, por la emprendedora identificada como Aurora James, quien es fundadora de boutique de Brooklyn Brother Vellies.

La campaña llama a grandes marcas como Walmart, Whole Foods, The Home Depot, Target y Sephora, entre otros, ha reconocer a lo que significa la comunidad negra para sus negocios al tiempo que los invita a comprometerse a comprar el 15 por ciento de sus mercancías a negocios que sean propiedad de afroamericanos.

A decir de lo publicado por la creadora de este movimiento en su cuenta de Instagram, “muchos de los negocios de estas marcas se basan en el poder adquisitivo de los negros. Muchas de sus tiendas están instaladas en comunidades negras. Diversas de sus publicaciones patrocinadas se ven en feeds negros. Esto es lo menos que puedes hacer por nosotros. Representamos al 15 por ciento de la población y necesitamos representar el 15 por ciento de su espacio en los estantes “.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Black people account for 15% of the population in the United States. . . . #15percentpledge #shareblackstories #blacklivesmatter #shopblack

Una publicación compartida por 15 Percent Pledge (@15percentpledge) el

De manera puntual, la emprendedora explicó que con este compromiso, los gigantes del sector retail tales como Target o Walmart ayudarían a las empresas locales a crecer, al tiempo que sería una forma de reconocer a la comunidad afroamericana que ahora parece estar especialmente afectada en Estados Unidos.

En entrevista para FastCompany, James indicó que “todas las marcas que etiqueté específicamente deberían poder venir a la mesa con lo que están dispuestos a contribuir. Hacer una publicación de Instagram y decir que tu corazón se está rompiendo no es suficiente. Yo sé cómo hacer esto. Comencé mi negocio desde cero. Sé cómo ser vendedor con una de sus empresas. Cada obstáculo, estoy dispuesto a sentarme y resolver. Y hay una gran cantidad de personas que también ayudarán a que esto suceda ”.

¿Una buena campaña a la que las marcas deberían responder?

El momento coyuntural que se vive en Estados Unidos, dibuja el contexto preciso para una campaña de esta naturaleza sea exitosa.

Cuando menos así lo indica Ron Busby, presidente y CEO de US Black Chambers, quien asegura el éxito para esta campaña debido a la confluencia del sufrimiento económico debido a la pandemia de COVID-19, las consecuencia que ha tenido a muerte deGeorge  Floyd y el racismo institucional que padece la nación.

“Obtener más mercadería de negocios de propiedad de los negros en grandes cadenas de tiendas nacionales facilitará a los compradores afroamericanos que los buscan y presentará los productos a un público más amplio. Cuantos más artículos se vendan, más dinero ganan estas empresas, que luego pueden devolver a la comunidad”, han indicado desde Fast Company.

Si bien la decisión deberá de tomarse con base en la necesidades de cada empresa, la realidad es que la iniciativa deja en claro la nueva responsabilidad que los consumidores están dando a las empresas, en donde la demanda está en marcas activas ante temas sociales.

Recordemos los hallazgos de un reciente estudio firmado por 4A los cuales indican que el 67 por ciento de los responsables de mercadotecnia creen que los valores cambiantes están haciendo que las marcas se interesen más por la responsabilidad corporativa y el marketing basado en valores, al tiempo que los consumidores afirman que ven con buenos ojos a aquellas marcas que toman una postura positiva ante temas como la lucha contra el racismo, la inclusión o la igualdad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299