A la hora de hablar de productividad, hay un método que seguro que no conoces pero que deberías tener en cuenta para ser mucho más productivo en tu día a día. Se trata del método Seinfield, cuyo nombre proviene de Jerry Seinfield, un comediante estadounidense de stand up que se hizo famoso durante la década de los noventa con su serie Seinfield.

Esta era una sitcom en el que se ubicaba a sí mismo como personaje central. Su personaje estaba rodeado de otros personajes pintorescos y bien pensados y que contaba disparatados chistes sobre situaciones simples y cotidianas. La serie fue todo un éxito y duró desde el año 1989 hasta 1998.

Pero, ¿en qué consiste el método Seinfield?

Es un método muy sencillo y consiste en generar rachas diarias para determinadas actividades. Para lograrlo, debes realizar esa actividad todos los días e intentar que no se corte. Si un día no logras hacer esa actividad, perderás la racha y comenzar de nuevo.

Son muchas los juegos y plataformas educativas online que utilizan el método Seinfield para motivar a los usuarios a jugar o aprender más. Se trata de una técnica de gamificación.

Si no lo cumples, tienes que volver al principio de nuevo

Para que entiendas mejor este método, un ejemplo claro es el de la lectura de un libro. Si te quieres marcar el objetivo de leer todos los días dos páginas de un libro, deberás cumplirlo y si no lo haces, tendrás que volver al principio de nuevo.

Sin duda alguna, la clave de este método Seinfield es la motivación. Lo que te obliga a hacer esa actividad los días, donde el cansancio es máximo o donde simplemente no tienes ganas, es la frustración de perder esa racha que has logrado hasta el momento.

Al ver que todos esos días que has avanzado se van a perder y que tendrás que empezar de nuevo, harán que te motives para que así cumplas con lo que tienes que hacer. Así que la clave está en tener una referencia visual sobre lo que has conseguido.

Y tú, ¿conocías el método Seinfield? Seguro que si lo pones en práctica lograrás una mayor productividad en tu trabajo.