¿Qué debemos saber sobre los corchos?

En general los corchos están diseñados para permitir el correcto envejecimiento de los vinos ya que permiten la micro-oxigenación de los mismos.

El día de hoy quiero platicarles sobre los tipos de corchos que existen y los mitos que hay alrededor de los mismos.

Tenemos corchos de diversos materiales y cada uno tiene un propósito en particular.  

Recordemos que en general los corchos están diseñados para permitir el correcto envejecimiento de los vinos ya que permiten la micro-oxigenación de los mismos lo que los va a llevar a poderse expresar de mejor forma en un determinado periodo de tiempo.

No todos los corchos cumplen estos propósitos y lo veremos más adelante.

Los corchos más comunes que vamos a encontrar son los siguientes:

Tapa rosca: este tipo de corcho diría yo que es el más satanizado, la gente piensa que si un vino tiene tapa rosca entonces es un vino “chafa” y la realidad es completamente diferente. Un vino con tapa rosca está pensado para un vino el cual no queremos que evolucione, en otras palabras, el enólogo quiere que pruebes el vino tal cual salió de la bodega. Es una realidad que normalmente se utiliza para vinos jóvenes, pero son vinos muy buenos pensados para consumo inmediato. La clave es buscar vinos de añadas recientes si es que vienen en tapa rosca.

Silicón: este tipo de corcho también se le llama sintético, son corchos que al igual que la tapa rosca no permiten la micro-oxigenación de los vinos y estarían pensados para consumo inmediato igualmente. La parte complicada es que en estos tipos de vinos es difícil saber que corcho tienen antes de comprarlos ya que no lo podemos ver. En añadas recientes de ciertos vinos podemos esperar que vengan esos corchos.

Aglomerado: este tipo de corcho a mí me gusta definirlos como reciclados, digamos que toman otros corchos o residuos de corcho y con estos mismos se hacen los de aglomerado. Este tipo de corchos se usan en la gama media de vinos normalmente y si permiten la micro-oxigenación de los vinos.

Twin top: este tipo de corchos están realizados una parte de corcho reciclado (aglomerado) y las tapas son de corcho natural, igualmente permiten la oxigenación de los vinos y se usan en las gamas medias de vinos de las diversas bodegas.

Natural: el corcho natural es el que se obtiene directamente del árbol del alcornoque utilizando su corteza para hacer estos corchos. Normalmente se utilizan arboles de 45 a 50 años de edad para hacer este tipo de corchos lo que hace que en costos sean más elevados. El corcho natural se utiliza en la mayoría de vinos de gamas altas, Premium y súper Premium del mundo. Normalmente lo que cambia cuando hablamos de corchos naturales es el largo del corcho, los vinos que son súper Premium utilizan unos corchos que son muy largos y un poco más anchos que los “regulares”, lo que les permite una gran guarda.

Spark: este es el termino en ingles que se les da a los corchos que se usan en el vino espumoso, champagne, etc. Normalmente estos corchos son o de aglomerado o de corcho natural. En el caso de los espumosos son muy pocos los vinos pensados para guardarse, normalmente son para consumo inmediato. Las únicas excepciones son las botellas de champagne “millesime” que si están pensadas para guarda de muchos años.

Recordemos que la conservación de los vinos depende de muchos factores como es la posición de las botellas, temperatura, humedad, luz, etc. Ya lo veremos más adelante en otras notas.

Salud!