Puma cerró más de la mitad de sus tiendas en China por el coronavirus

Puma superó las expectativas en 2019 con mayores ganancias y ventas. Sin embargo, tiene el mismo problema que Under Armour, Nike y Adidas: el coronavirus.

  • Puma tuvo un gran 2019, pero las expectativas para 2020 enfrentan el grave problema del coronavirus

  • Ya cerró la mitad de sus tiendas en China y siente el impacto en otros mercados asiáticos por la falta de turismo desde el país de Xi Jinping

  • Nike, Adidas y Under Armour también tiene severos contratiempos por el brote de la enfermedad

Ninguna marca con presencia en China parece estar a salvo de los efectos del brote de coronavirus que está paralizando la economía de ese país.

A comienzos de febrero, Nike anunció que cerró la mitad de sus tiendas en el gigante asiático y dijo que el efecto del virus tendrá un “impacto material” en sus negocios en todo ese país, según publicaba Fashion United.

Según daba a conocer entonces Nike, además de haber cerrado la mitad de sus tiendas del mercado chino, las que seguían abiertas operaban con un “horario reducido”, ya que experimentaban “un tráfico menor al planificado”.

Las ciudades de la zona de Wuhan, donde comenzó el brote, están en cuarentena y casi no hay circulación de personas, con el grave efecto que eso produce en las transacciones comerciales.

También Under Armour sufrió el problema. La compañía dijo que la epidemia tendrá un impacto de entre US$ 50 y 60 millones en las ventas del primer trimestre de 2020. Así, ahora espera que los ingresos de todo este crezcan menos del 1% en relación con el 2019.

under armour
Bigstock

La novedad ahora es Puma. La compañía alemana de artículos deportivos dijo este miércoles que sus ganancias y ventas crecieron fuertemente en todo su año fiscal 2019 (que finalizó en enero pasado), pero advirtió que sus resultados para el primer trimestre de este año se verán afectados debido al brote de coronavirus.

Puma reportó una ganancia neta de US$ 19,3 millones en el último trimestre, por encima de lo obtenido en el mismo periodo del año anterior. En todos los cálculos, Puma superó los cálculos previos de los analistas, según FactSet.

En el último trimestre de 2019 vendió US$ 1.600 millones, apenas por encima de las expectativas; y las ventas anuales aumentaron un 18% hasta casi US$ 6.000 millones.

Para 2020, la compañía apunta a un crecimiento del orden del 10% en sus ganancias, pero advirtió un problema: el virus respiratorio que ya ha matado a casi dos mil personas en China.

“El brote viral afecta negativamente el negocio de Puma desde el comienzo de febrero, especialmente en China, donde más de la mitad de sus tiendas están cerradas“, publicó Reuters.

En efecto, al igual que Nike, el 50% de sus puntos de venta (propios y franquiciados) están sin atención. Además, Puma dice que el negocio también se vio afectado en otros mercados de Asia debido a una fuerte caída en el turismo chino.

Sin viajeros chinos, el negocio en los países de la región están en decadencia.

Y un dato más: Puma dice que podrá cumplir con los objetivos propuestos para 2020, sin embargo, este cálculo está hecho trabajando bajo el supuesto de que la situación en torno al virus se normalizará a corto plazo. Las marcas ruegan porque eso suceda.

Sigue a @PabloPetovel