El mercado de los smartphones podría estar entrando en un momento de estancamiento y la crisis no hizo otra cosa más que poner las cosas más difíciles para firmas como Apple, Huawei o Samsung.

Así lo expuso Canalys en su reporte sobre del primer trimestre en donde indicó que las ventas de smartphones se cayeron 13 por ciento entre enero y marzo de 2020, al colocarse en el mercado 272 millones de dispositivos de todas las marcas, algo no visto desde el tercer trimestre de 2013, cuando se reportaron 277 millones, según datos proyectados en Statista.

Esto lo resintieron las principales fabricantes y vendedoras del sector. Si bien Samsung se mantiene como líder al vender 59.6 millones de smartphones, tuvo una caída del 17 por ciento; caso similar a Huawei que sigue recortando la distancia al vender 49 millones de dispositivos, pero también registró una contracción del 17 por ciento; Apple resistió mucho mejor, pues vendió 37.1 millones de iPhone cayendo 8 por ciento, su problema es que sigue lejos de la surcoreana y la tecnológica china.

Un problema del pasado

Las cifras podrían responder a un mercado que comienza a llegara su punto máximo, situación que ya era visible desde hace un lustro.

A finales de 2015, las proyecciones indicaban que el número de dispositivos móviles activos casi era equiparable a la población mundial total -es decir incluidos niños y bebés-. Según estimaciones de Ericsson, en aquel momento se contabilizaban un total de 7 mil 300 millones de dispositivos móviles a nivel global, mientras que la población mundial llegó a los 7 mil 347 millones de habitantes, de acuerdo con el Banco Mundial.

Al hablar específicamente de lo que sucede con los smartphones, es cierto que los números indican que todavía existen oportunidades de crecimiento si se considera que, de acuerdo con la fuente antes citada, será hasta 2020 cuando el 70 por ciento de los habitantes del planeta tengan, cuando menos, un celular inteligente; sin embargo, es importante considerar que el número de jugadores que pelea dentro de esta arena crece a pasos acelerados.

Para ser más precisos, vale la pena retomar los hallazgos de una investigación firmada por IDC, misma que revelaba que durante el primer trimestre de 2016 -y después de casi una década de crecimiento desmedido- los fabricantes de smartphones pusieron en el mercado 334.9 millones de aparatos en todo el mundo, lo que significó un incremento de apenas 2 por ciento en referencia con el mismo periodo del año anterior.

La estrategia de Apple

Ante este escenario, Apple puso en marcha una estrategia que si bien pudo ayudarle a salir de este fenómeno, también lo metió en asuntos legales que ahora cobran factura.

A principios de marzo pasado, la empresa estadounidense reconoció que ralentizó equipos antiguos para que usuarios se vean obligados a cambiar sus modelos por unos más actuales.

Con esto, las autoridades y organismos defensores del consumidor, dictaminaron que la marca tendría que compensar a los usuarios afectados y las cantidades que la empresa deberá pagar a cada consumidor ahora han sido reveladas.

A principios de esta semana habilitó un sitio web que describe las opciones disponibles para reclamos y para la compensación económica.

Aquí se indica que cada usuario de de iPhone 6, 6 Plus, 6s, 6s Plus, 7, 7 Plus y / o SE que ejecutaba iOS 10.2.1 o posterior o un iPhone 7 y 7 Plus que ejecutó iOS 11.2 o posterior antes del 21 de diciembre de 2017 y experimentó una disminución del rendimiento recibirá 25 dólares.

Los interesados en reclamar esta compensación deberán enviar el número de serie del dispositivo en línea. En caso de no contar con la terminal, se podrá ingresar el nombre, dirección al momento de la compra y el ID de Apple, al tiempo que si con estos datos es imposible encontrar el dispositivo afectado se podrá imprimir un formulario y enviar el reclamo por correo.

Es importante mencionar que solo serán considerados aquellos reclamos que se reciban antes del 6 de octubre del año en curso.

Con este acuerdo, se espera que Apple realice un pago mínimo no reversible de 310 millones de dólares y un pago máximo de hasta 500 millones de dólares, esto en función de los reclamos recibidos.

No obstante, es importante mencionar que el sitio habilitado advierte que “el tribunal a cargo de este caso aún debe decidir si aprueba el acuerdo. Los pagos se realizarán si el Tribunal aprueba el acuerdo y después de que se resuelva cualquier apelación. Por favor sea paciente”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299