Por sus pésimos resultados, Ford echa a su máximo CEO

Ford Motor Co. sustituirá a su director general, Mark Fields, luego de que haya sido fuertemente cuestionado por los accionistas por los malos resultados de la compañía y por lo que muchos consideran una errada estrategia a futuro.

Con 56 años, y tras 28 años en la empresa, Fields es considerado como uno de los responsables de que las acciones hayan caído cerca del 40% desde que asumió su cargo en 2014.

Según The New York Times, Reuters y AP, el anuncio será hecho público este lunes.

El CEO saliente será reemplazado por Jim Hackett, quien dirige la unidad de movilidad de Ford desde 2016.

El desempeño de Ford no ha sido bueno. Y los números no perdonaron a su CEO.

 

No todo es negro en el paso de Fields por la empresa que inventó el automóvil. Cuando él ya estaba en la junta directiva, la marca alcanzó un beneficio récord de 10.800 millones de dólares en 2015. Fue luego del lanzamiento de su F-150 con estructura de aluminio.

Para los críticos de Field, no tuvo un buen desempeño en el lanzamiento de nuevo vehículos que reemplazaran a modelos que estaban quedando viejos ni en el desarrollo de autos eléctricos de mayor autonomía. En este último punto, un golpe duro fue cuando se conoció que la fabricante de vehículo eléctricos Tesla superó a Ford en valor de mercado.

Según Jack Nerad, director editorial de Kelley Blue Book, “Mark Fields recibió la tarea casi imposible de hacer de la completamente convencional automotriz Ford Motor Company una compañía de alta tecnología de la era de la información, con una cotización acorde”, dijo a AP.

“El directorio de Ford y su presidente Bill Ford Jr. han estado descontentos con la evolución de la compañía, y deseaban más garantías de que las inversiones en autos automáticos, vehículos eléctricos y servicios de transporte darían frutos”, analiza Reuters.

El reemplazante de Fields, Jim Hacket, antes de llegar a Ford en 2013 fue director general del fabricante de mobiliario de oficina Steelcase. Este ejecutivo fue el responsable de llevar a esa marca al siglo 21 de la mano de innovaciones que no existían en el rubro. También es recordado porque recortó miles de empleos y trasladó la producción de muebles de Estados Unidos a México.