¿Por qué México analiza la importación de aguacate?

Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, indicó que se plantea la importación del aguacate para que no se dispare el precio durante las altas temporadas

Desde que inició el nuevo milenio, México encontró en el aguacate un producto exitoso en su comercialización, que le permite ganar presencia en otros mercados, que aumenta año con año su demanda tanto al interior como al exterior del país, que eleva los ingresos por exportación, y que en los últimos tiempos también se ha convertido en un problema.

Al cierre del año pasado, el país logró recaudar 29 mil millones de dólares en exportaciones agroalimentarias, de los cuales, más del 34 por ciento corresponden a productos la cerveza, el jitomate, el aguacate, la carne de bovino, carne de res y tequila.

La producción del denominado “Oro verde” no ha hecho más que incrementarse año con año, tanto es su alcance, que se puede afirmar que de cada 10 unidades que se comercializan en el mundo, tres provienen del territorio nacional. Datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), refieren que en el año 2000 la producción del fruto era superior a las 800 mil toneladas, para el 2009 la producción ya había superado las mil 200 millones de tonelada, mientras que para 2014, se trataba de más de mil 600 millones de toneladas.

En lo que respecta al 2015, el crecimiento en la demanda internacional derivó en un incremento superior al ocho por ciento en la exportación del producto, de acuerdo con El Financiero, asimismo, el 78 por ciento de la producción nacional se lleva a cabo en el estado de Michoacán.

Según el medio, este incremento exponencial se debe a factores como la demanda de la comunidad latina en Estados Unidos, una mayor difusión de los beneficios para la salud propiciado por el consumo del aguacate, lo que llevó a diversas cadenas de comida introducirlo en sus menús; de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía, Norteamérica es el principal destino del fruto, cifras de la dependencia indican que el año pasado se exportaron mil 710 millones de dólares a dicho territorio.

Según la dependencia, el siguiente destino del aguacate es Japón con 155.2 millones de dólares, le sigue Canadá con 149.8 millones, España con 38.3, Francia con 37.9, Holanda con 36.1, entre otras naciones.

Estos datos reflejan el gusto de los consumidores a nivel mundial por el fruto que, aunque no es mexicano en su totalidad, sí lidera las preferencias del mercado, ello derivó que en el país los precios aumentaran de tal forma que en algunos puntos de la República el costo por kilo se elevará hasta los 90 pesos.

Para contrarrestar que los precios se disparen, y que afecten la inflación, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo indicó que no descartan la posibilidad de importar el aguacate en los tiempos de mayor éxito de exportación. Según El Universal, el titular de la dependencia explicó que los países a los que se les compraría la mercancía serían Perú y Chile, naciones integrantes de la Alianza del Pacífico.