CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Por qué le urge a Sony conectar su universo con el de Marvel?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
En 1998 Marvel le vendió a Sony los derechos de Spider-Man por 7 millones de dólares. El contrato incluía el uso de personajes asociados directamente con el súper héroe.

Venom se ha convertido en una propiedad clave para Sony. En su catálogo cuenta con otras como Karate Kid, Ghostbusters, Jumanji, Hombres de Negro o Los Pitufos. Sin embargo, en un segmento de mercado, el de los cómics, y, en especial, el de los súper héroes, Spider-Man es el único con el que cuenta y no es pecata minuta, por el contrario. Es por ello que Venom es un actor clave.

En 1998 Marvel le vendió a Sony los derechos de Spider-Man por 7 millones de dólares. El contrato incluía el uso de personajes asociados directamente con el súper héroe (Sony declinó en el paquete a otros héroes no tan conocidos en aquél entonces como Iron-Man o Black Widow) como Venom, Carnage, Kraven, Morbious o el Duende Verde.

El compromiso era que el personaje apareciera cada cierto número de años en la pantalla o de lo contrario los derechos regresarían a Marvel. Eso permitió la trilogía de Sam Raimi a inicios del los 2000 con Tobey Maguire en el rol central y explica también la rápida sustitución por Andrew Garfield cuando la primera iteración se comenzó a complicar de más en la parte de producción.

Esa segunda versión tenía grandes planes, pero “The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro” tuvo en 2014 una recepción tibia (poco más de 700 millones de dólares de un presupuesto de más de 200) que echó por tierra los planes de un universo de Spider-Man y cuyos personajes justamente eran introducidos ahí. Marvel era ya una sensación con su universo, habiendo ya lanzado “The Avengers” en 2012.

En 2015, Marvel y Sony hicieron un acuerdo inusitado. El primero tendría oportunidad de usar e integrar a Spider-Man en sus filmes, debutando en “Capitán América: Guerra Civil”, aunque el segundo conservaría el control de ciertas decisiones creativas y comerciales. Ello dio por resultado la llegada de Tom Holland en dos nuevos filmes, amén de varias apariciones para Marvel. En 2019 hubo un impase, pero se superó y por ello este año llegará “Spider-Man: Sin camino a casa” y habrá otra aparición más en un filme no especificado de Marvel.

“Venom” fue el vehículo que Sony Pictures utilizó para recuperar los planes que viera frustrados con la última aparición de “The Amazing Spider-Man 2”. “Venom” es un filme de contrastes. Al público le encantó como demuestran los más de 850 millones de dólares que hizo con un presupuesto de poco más de 100, colocándose entre las diez más taquilleras de 2018; la crítica la destrozó, en el meta sitio Rotten Tomatoes, los críticos le otorgaron un 30%.

El público manda y ello permitió que rápidamente se autorizara una secuela cuya fecha de estreno inicial era en 2020, pero que recién ha visto la luz tras la pandemia. Al momento los resultados han sido positivos, teniendo el mejor estreno del año con poco más de 90 millones de dólares (costó 110).

Aunque la crítica es mejor (69% en Rotten Tomatoes), el público de nuevo la ha acogido de manera positiva (tiene una B+, igual que la anterior), lo que parece indicar que tendrá una corrida igual de exitosa. Sony Pictures ya tiene lista para 2022 “Morbius” donde otro de los villanos de Spider-Man se vuelve un antihéroe y hay planes para que al menos Spider-Woman y Kraven tengan la misma oportunidad.

Hasta “Venom”, los universos de Sony y Marvel se habían mantenido separados. En la escena post créditos de “Venom: Carnage liberado” se integran (evito más detalles para no dar spoilers).

Era una puerta urgente para que Sony abriera pues ello integra de manera definitiva los personajes, dándole validez a su universo y generando expectativas enormes para el público, aunque, claro, es una puerta un tanto endeble si después del acuerdo vigente se van por caminos separados.

A Marvel, con su catálogo de súper héroes actual, integrados ya entre filmes y series, poco le afectaría la partida (por más que Spider-Man sea uno de los héroes más populares). Para Sony sería como el verse en una carrera de relevos dónde comienza a tomar ritmo y pronto se da cuenta que ya no tiene equipo.

En fin… mientras eso se define, es un gran impulso que valida y respalda el crecimiento del universo paralelo de Spider-Man.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados