¿Por qué empezar un Start-Up? Seis consejos para emprender de seis emprendedores exitosos

Hace años, en el ambiente artístico del entretenimiento televisivo y cinematográfico, todo estaba predeterminado sí eras descendiente de famosos pues, ¡seguramente! seguirías sus pasos al caminar la icónica “alfombra roja” dada la enorme influencia familiar.

En algunos casos, la calidad del heredero aseguraba su continuidad, en muchos otros no. Algo parecido sucedía en la música, aunque menos pues, “ser músico, cantar y/o componer”, no necesariamente se heredaba y la falta de talento cerraba eventualmente las doradas puertas. Si bien muchos hijos de famosos quisieron seguir los pasos de sus padres, éstos no lo lograron.

Lo mismo pasaba (y pasa) en la industria y el comercio. Los negocios familiares, por el mismo hecho de encontrarse en manos de una dinastía, aseguraban la permanencia -generación tras generación- de los vástagos en puestos clave. Experiencias en muchas ocasiones no necesariamente felices y/o exitosas.

Mucho de esto ha cambiado con el advenimiento, en primera instancia, de las tecnologías del procesamiento de datos que, no hace mucho, posibilitaran el surgimiento de empresas y personajes cuyas familias no eran, ni famosas ni propietarias de empresas, como fuera el caso de Hewlett, Packard, Gates, Dell, Bezos, Jobs entre muchos otros. En segunda, con el aprovechamiento del internet como escaparate comercial y medio de comunicación social mismo que posibilitó el emprendedurismo, mejor conocido como “Start-Up”, de jóvenes también desconocidos como Zuckerberg, Dorsay, Mason. Koum y Systrom entre otros. Todo lo anterior apoyado por los inversionistas silenciosos ávidos de hacer más dinero que el que otorgan los bancos.

Curiosamente todo este cambio de paradigmas, de alguna manera, tiene (en parte) un origen mediático y comercial pues el fenómeno artístico (los de origen no famoso convertidos en famosos) empezó a gestarse simultáneamente al nacimiento de los programas televisivos de concurso de talento: Nuevos y carismáticos rostros en la actuación o, extraordinarias voces en la música, emanaban -ante los sorprendidos espectadores- en cada programa entrando inmediatamente al “star system” desplazando a los dinásticos con legendarios apellidos aunque… carentes de talento.

En el caso de las “Start-Up,s”, la corriente empezó con individuos y/o grupos de inventores y emprendedores marginados de la industria o de las universidades creando, desde sus dormitorios en campus y/o garajes habitacionales, soluciones a necesidades imposibles de ser detectados por las empresas administradas por la misma familia desde siempre sin, necesariamente, el mismo talento del extinto fundador. El sistema mediático vendría, en este caso, a apoyar a estos emprendedores e inventores de soluciones con programas televisivos donde los estrellas serían los inversionistas creando así los ahora muy conocidos “Shark Tank” y “Dragon’s Den”. Esta experiencia nos ha enseñado mucho y en el proceso he podido detectar algunos elementos recurrentes en todos aquellos emprendedores que han tenido éxito. Seis “conceptos” presentes en los emprendedores expresados por seis de ellos…

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.