Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Por discriminación sexual, Riot Games deberá pagar 80 millones a empleadas

A pesar de las inconsistencias presentadas, las marcas tienen una oportunidad oportunidad de "redimirse" mediante acciones internas, más allá de la economía.

La desarrolladora de videojuegos, Riot Games, enfrenta una crisis de imagen después de una demanda colectiva por discriminación sexual.

La industria de los videojuegos ha demostrado ser sumamente importante para el mercado gamer alrededor del mundo, logrando incrementar sus ingresos año con año (y así seguirá). De acuerdo con el estudio de Statista donde muestra los principales mercados de videojuegos, China es el principal país con más ingresos generados en esta industria con 49 mil millones de dólares, Estados Unidos en segundo con 30.4 mil millones de dólares, Japón en tercero con 18.2 mil millones, Corea del Sur con 6.2 mil millones y Reino Unido con 6.1 mil millones de dólares, entre otros; de igual forma, los ingresos de todos estos (y demás países) tendrán un considerable incremento en 2025.

La evolución de la industria del gaming es cada vez más grande y sofisticada, donde diferentes desarrolladoras, profesionales e incluso streamers logran encontrar nuevas oportunidades de negocio; no obstante, como en cualquier vertiente, hay algunas marcas que logran sobresalir por sobre las demás por los videojuegos que han creado o demás estrategias de marketing que les han permitido un efectivo posicionamiento en la mente del consumidor.

Teniendo en cuenta que estas empresas están en la mira de los gamers alrededor del mundo, los usuarios se encuentran constantemente investigando acerca de las marcas referentes la industria, por lo que una mala acción por parte de la empresa (o sus empleados) puede repercutir directamente en la imagen de las empresas y la percepción de estas ante la mente de los consumidores.

Acusan a Riot Games de discriminación sexual

Riot Games es una desarrolladora y editora de videojuegos, así como organizadora de los ya reconocidos eSports alrededor del mundo, la cual ha creado entregas como League of Legends (LoL), Valorant, Legends of Runeterra, Teamfight Tactics, etc., logrando tener una alta popularidad en el mercado del gaming, cuya imagen se ha visto algo dañada debido a algunos casos de discriminación sexual.

De acuerdo con Forbes, Riot Games sufrió una demanda colectiva  dentro de la empresa, principalmente realizada por parte de dos empleadas de la compañía en 2018, las cuales denunciaron a Riot por acoso y discriminación sexual.

Ante esto, las autoridades de California habrían exigido una indemnización de 400 millones de dólares para las empleadas de la compañía, pero Riot Games anunció un acuerdo por el que pagará 80 millones de dólares para poner “punto final” a la demanda.

De igual forma, el equipo directivo de Riot habría añadido que se espera el acuerdo “reconozca de forma apropiada a aquellos que tuvieron experiencias negativas en Riot”, demostrando que la empresa se encuentra preocupada por brindar la mejor imagen ante posibles inconsistencias.

El manejo de crisis de las empresas

Riot Games no es la primera empresa en sufrir de este tipo de acontecimientos, otro tipo de grandes empresas de diferentes industrias han sufrido este tipo de daño de imagen, mediante algunas inconsistencias presentadas en los mismos espacios.

Hace algunas semanas, los empleados de Blue Origin (compañía aeroespacial de Jeff Bezos) habrían denunciado a la empresa como “tóxica”, principalmente por altos riesgos en seguridad, acoso laboral y sexual, entre otros, hecho que dañó directamente a la marca ante la percepción del consumidor. A pesar de que en esa ocasión la marca no tuvo represalias económicas, diferentes y numerosos medios de comunicación trataron el tema, ya que se trataba de una denuncia por más de 21 empleados de la empresa, donde incluso algunos de estos mencionan haber llegado a tener pensamientos suicidas al respecto.

Las marcas tienen una oportunidad de “redimirse” después de las crisis de imagen, dando soluciones que van más allá de cifras monetarias, como bien lo pueden ser la realización de algunos programas en contra de estos acontecimientos o el cambio de reglamentos dentro de las mismas empresas, demostrando así su interés ante el mundo para evitar seguir presentando este tipo de acontecimientos.

Ahora lee:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados