Pepsi, Corona y Bimbo, marcas vs la inseguridad en México

Corona
Imagen: Bigstock

La inseguridad es uno de los factores que mayor impacto negativo tienen en ambiente de negocios, en México, esto es muy visible luego de que marcas como Pepsi, Grupo Modelo y Bimbo han visto afectada su operación en el estado de Puebla.

Diversos medios de comunicación han dado cuenta de que las tres firmas anunciaron que dejarán de opera en la zona conocida como ‘Triángulo rojo’ debido a los altos niveles de inseguridad.

En concreto se trata de las entidades de Tepeaca, Ciudad Serdán, Palmar de Bravo y Tehuacán, en donde las empresas Pepsi, Grupo Modelo -dueños de marcas como Cerveza Corona y Modelo Especial- y Bimbo señalan que sus camiones repartidores y empleados ya ya no pueden ingresar a surtir sus productos.

“Son situaciones que tienen una repercusión económica al municipio y para el colaborador y esto daña al tejido social”, expresó un representante de Bimbo, Gabriel Loranca, citado por Proceso.

En tantoAndrés Jiménez, representante de Pepsi señaló que “en lo que es 2017 y 2018 continúa el robo de unidades. Es un tema que continúa a pesar de que hemos externado a diferentes autoridades la problemática”.

A su vez, la representante de Grupo Modelo, Jessica Badillo también solicitó reforzar la seguridad en las comunidades ante la ola de robos y agresiones a personal durante los atracos, según lo refiere el Sol de Puebla.

Cerveza Corona, propiedad de Grupo Modelo es la cuarta marca más valiosa de México, con un valor estimado de 3 mil 169 millones de dólares; Bimbo es la séptima con un valor estimado en 2 mil 190 millones, según Brand Finance México 2018. En tanto, Pepsi es una de las 25 marcas más valiosas a nivel global, con 20 mil 798 millones de dólares, de acuerdo con el Best Global Brands 2018, de Interbrand.

Los tres voceros asistieron a una sesión de la Comisión de Seguridad Pública en el Congreso del estado para exponer las razones por las cuales han visto afectadas sus operaciones en diversas regiones de la entidad.

El tema de la inseguridad se está convirtiendo en algo serio en México, donde más del 80 por ciento de las mercancías se transporta por carreteras y trenes, sólo durante 2015, este rubro representó un costo de más de 7 mil millones de pesos para las empresas, de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Victimización de Empresas (ENVE), realizada por el Inegi.

De continuar así, las marcas seguirán viendo afectadas sus operaciones, lo que afectará directamente al consumidor, además de que las entidades con altos índices de inseguridad verán imputada su imagen y atractivo para hacer negocios. De hecho, datos de Banxico señalan que la inseguridad es el factor más limitante para la expansión económica, al sumar 5.5 puntos sobre 7, donde 1 significa poco limitante y 7, muy limitante.

Aún más impactante, de acuerdo con el Foro Económico Mundial ubican a México entre los siete países que generan a los inversionistas más costos para enfrentar al crimen y violencia.

Esto ha afectado a otras marcas, recordamos el caso de Coca-Cola, que Femsa que tuvo que cerrar operaciones en Ciudad Altamirano, en el estado de Guerrero luego de dos meses de hostigamiento por parte de grupos de delincuentes a sus colaboradores. Bimbo también enfrentó este problema en ese estado.