Peñafiel no representa riesgos a la salud, según Profeco

Image of many plastic bottles with water in a shop
  • La Profeco determinó que las bebidas de la marca Peñafiel contienen cantidades de arsénico dentro de la establecido por la norma.

  • La propia marca había asegurado que sus niveles estaban dentro de los establecido, a pesar del estudio estadounidense Consumer Reports. 

  • Pero la visión del consumidor pudo haberse trastocado después de este escándalo, lo que representa un riesgo para el futuro de la marca.

Después de un exhaustivo análisis, la Procuraduría Federal del Consumidor de México determinó que las bebidas de la marca Peñafiel contienen cantidades de arsénico dentro de la establecido por la norma, por lo que no representan riesgos para la salud de sus consumidores .

A través de su cuenta de Twitter,  la Profeco compartió un enlace con el que muestra el resultado de su análisis, en el cual concluye que “el producto agua mineral sin sabor no representa riesgo para la salud de los consumidores”.

Por su parte, la dependencia anunció que próximamente serán divulgados los resultados del mismo estudio, pero a aguas saborizadas. El anuncio se hace después de la polémica que generó que un estudio estadounidense Consumer Reports revelara que los niveles de arsénico en esta bebida estaban por encima de los permitido para consumo humano.

La propia empresa, de origen mexicano y actualmente propiedad de la transnacional Keurig Dr Pepper, había expresado, en medio de la polémica, que “el arsénico es un mineral que se encuentra en la naturaleza presente en el aire, en el suelo y en distintos alimentos de consumo diario, cuyos niveles varían de acuerdo a distintos factores”.

La Norma oficial mexicana, igual que algunas otras a nivel global, como la Organización Mundial de la Salud, determina que es normal si el arsénico se encuentra en un proporción de  10 partes por billón.

Si bien la marca admitió que sus bebidas presentaban niveles de  17 partes por billón también aseguró que ello no representa  un riesgo para la salud.

Pero la visión del consumidor pudo haberse trastocado después de este escándalo, lo que representa un riesgo para el futuro de la marca y ofrece un ejemplo de lo vulnerable que puede ser el prestigio de una marca, la cual puede tener años y décadas de ofrecer un producto con calidad y ver caer su prestigio en de un instante a otro con escándalos como este.