• Hasta el 25 por ciento de los ingresos de las empresas vienen de un nuevo lanzamiento

  • En promedio, el 85 por ciento de las comprar regulares de los consumidores de Estados Unidos es de los mismos 150 bienes

  • Las presentaciones en el segmento farmacéutico son las que tienen la mayor tasa de éxito promedio

Un lanzamiento puede ser uno de los momentos más cruciales para cualquier compañía. De acuerdo con Infiniti Research, este proceso de hecho es determinante para potenciar el éxito de negocio de las empresas. Según Global Minds Network, también permite obtener mayor reconocimiento de producto, cuota de mercado e ingresos. McKinsey además señala que el 50 por ciento de estos eventos no cumple los objetivos y requisitos marcados por las marcas.

Ejemplos de como realizar un gran lanzamiento hay muchos. Google realizó un trabajo muy notable para elevar la emoción por su Pixel 4. Sony, con su PlayStation 5, también perfila su proyecto para ser uno de los más importantes de 2020. Pero, ¿cómo las marcas pueden aspirar a tener una estrategia tan sólida como éstas? Mention apunta que la clave está en prestar atención a cada una de las tres fases de todo el proceso y seguir algunos pasos:

Pre-lanzamiento: Crear ruido, prioridad número uno

Antes de llevar a cabo la presentación formal del producto o servicio, las marcas deben de esforzarse en crear una conversación dinámica alrededor de su nueva oferta. Lo más crucial es informar correctamente a la audiencia sobre las características de la misma. Una alternativa no solo es valiosa para la comunidad porque sea una solución efectiva a un problema. Si hay suficientes datos sobre un elemento, puede tener un atractivo importante sin mucho esfuerzo.

Esta información preliminar al lanzamiento debe servir como combustible para generar ruido alrededor del producto. Las marcas deben estar involucradas activamente en redes sociales y otros canales para interactuar con el público. Asimismo, es crucial identificar influencers y tratar de crear emoción en ellos para que la transmitan a sus seguidores. Entre más se hable de la empresa y su nuevo portafolio antes de la fecha, será mejor para el rendimiento futuro.

Día de la presentación: Responder rápido al tráfico

El día mismo del lanzamiento es crucial que la marca tenga una gran capacidad de respuesta. Esto es porque justo en esas primeras horas de atención es cuando recibirá la mayor cantidad de tráfico a sus canales de contacto y redes sociales. Por esta razón, es absolutamente indispensable tener un equipo numeroso y preparado para dar cualquier información a los usuarios sobre el producto o servicio. Esta estrategia debe estar bien coordinada entre todos.

También hay algunas herramientas que se pueden utilizar para facilitar estas tareas. El uso de bots en redes sociales puede reducir la presión del equipo de atención al cliente un poco. Una página dedicada en el sitio web también permitirá capturar el tráfico que venga de la web, siempre que se optimice el SEO adecuadamente. A través de redes sociales se pueden publicar múltiples Call-To-Action que motiven a la gente a preguntar e investigar un poco más.

Post-lanzamiento: Celebrar y analizar los resultados

Hay dos componentes de esta fase. El primero, y probablemente el más importante, tiene que ver con la comunidad de la marca. Este tipo de eventos son oportunidades de oro para estrechar las relaciones con las personas. Así que la compañía no debe perder la oportunidad para tender la mano a la audiencia y hacerla sentir parte de los logros. Festejar los resultados y agradecer a todos por formar parte puede jugar a favor en reputación y fidelidad de la gente.

Pero el segundo elemento es el post-mortem. Idealmente, una empresa no tendría más de un lanzamiento en su historia. Todo el aprendizaje que se pueda obtener de esta experiencia debe usarse para mejorar futuras iniciativas. En este sentido, es crucial reunirse con el equipo, señalar fallas y áreas de oportunidad, y refinar el plan general de ejecución para futuras ocasiones. Como dice el viejo principio: lo que no se mide, no se puede mejorar.

loading...