Para potenciar sus ventas online en Latam, Walmart dio otro paso estratégico

El mayor minorista del mundo, Walmart, usará la potencia de dos servicios de distribución para llevar sus productos a domicilio.

Imagen de Bigstock

La fuerte competencia entre los retailers más importantes está planteada, desde hace mucho tiempo, en las tiendas físicas. Sin embargo, en los últimos años, el canal online está ganando espacio.

Las grandes tiendas minoristas, como Walmart, lo saben, por lo que afinan estrategias para evitar que los “nativos del e-commerce”, como Amazon, terminen ganando la disputa.

En Argentina, el gigante de Jeff Bezos aún no tiene presencia, es por eso que la cadena estadounidense quiere adelantarse y dominar el mercado online antes del desembarco de su mayor pesadilla.

Uno de los pasos (clave, por cierto) es la estrategia de distribución. Allí es donde entran a jugar dos grandes players de la entrega a domicilio en Argentina: Glovo y Pedidos Ya, los nuevos aliados de Walmart.

La cadena minorista fundada por Sam Walton anunció la firma de un acuerdo con Glovo y Pedidos Ya, las dos principales empresas de entrega a domicilio del país. La iniciativa, según se explicó, tiene como objetivo fomentar el servicio de e-commerce y mejorar la experiencia de compra de los clientes.

Al comienzo, la idea es que tenga cobertura en la ciudad de Buenos Aires, aunque después se buscará extender el servicio a otras ciudades de Argentina.

El acuerdo contempla que los clientes de Walmart podrán recibir los productos en sus domicilios en un plazo menor al de dos horas. La red de Glovo suma unos 500 repartidores y la de Pedidos Ya, 1.000.

La satisfacción en la entrega es el objetivo y allí es donde apunta Walmart antes de que Amazon pise el país. Busca “ganar capilaridad, cobertura e inmediatez en la entrega”, según dijo Dolores Fernández Lobbe, directora comercial de Walmart Argentina.

En 2018, Walmart firmó un acuerdo similar con la plataforma de entregas Mercadoni.

La idea fija: la última milla

La gigante estadounidense busca profundizar su estrategia para potenciar a nivel mundial sus ventas online.

El objetivo es potenciar la presencia de la marca en la entrega de los pedidos llamados de “última milla”, que es el último paso en la llegada de los productos.

Allí es donde Amazon es más fuerte y donde Walmart tiene debilidades por la escasa logística.

Imagen: Bigstock

En 2018, precisamente para reforzar este punto, adquirió Cornershop, la aplicación que permite realizar compras a través de la telefonía móvil y que tiene operaciones en Chile y México. La adquisición fue por US$ 225 millones y con el objetivo de extenderse a Perú, Colombia y Argentina.

Unos meses antes, en mayo, Walmart compró por US$ 16.000 millones Flipkart, una gigante india del comercio electrónico.