Que otros no se cuelguen la medalla

@morawar

Muchos análisis acerca del desempeño deportivo de la delegación mexicana en Río de Janeiro. Sobre todo de los especialistas en el deporte en todos los medios.

Y también ya se ha hablado mucho acerca de la decepción resultante. Y que hay opiniones divididas acerca de los responsables, tal vez un poco más cargada la opinión hacia el mal papel que se le otorga a los dirigentes del deporte en México.

Algunos comentarios van por el lado del pobre apoyo económico que se les ha dado a los deportistas y que esa es una de las principales razones de su mal papel en las olimpiadas.

Desde los que recordaron a los deportistas (uno de los medallistas de esta olimpiada), que se tuvieron que subir a camiones públicos para pedir dinero y conseguir fondos para viajar al mundial de boxeo, hasta las declaraciones del Presidente del Comité Olímpico Mexicano (COM) para la revista Forbes, en donde indicó que no tenían recursos ni para comprar la comida para los atletas que se preparan en el CDOM y que, aun así, salen adelante.

¿Qué es lo que está sucediendo? No nos metemos en el área deportiva o de competencia. Ya se ha demostrado en eventos anteriores que los deportistas mexicanos han sido superiores en diferentes disciplinas y han ganado medallas (futbol, judo, tae kwon do, halterofilia, atletismo, entre otros), así que no tendría porque no repetirse la fórmula. Si ya ganaron, ¿por qué no ganar de nuevo, si en la preparación y en lo físico ya demostraron ser mejores que otros a nivel internacional?

¿Si tendrá que ver el apoyo económico para dar ese último empujón?

El tema del dinero como apoyo para los atletas está ahí. Y se ve que hay problemas en este campo. Por parte del Gobierno Federal (o sea, con tus impuestos) la delegación de 120 deportistas olímpicos mexicanos recibió 17 millones de pesos (en el 2012 recibieron 66 millones, 127 millones en el 2014 y 35 millones en 2015). Y hay una deuda que tiene el COM de 1 millón de dólares con el Comité olímpico Internacional.

¿Qué tanto se le está abriendo la puerta a patrocinadores (marcas, empresas, productos, servicios) que tienen el poder económico para dar mucho (o muchísimo) apoyo a los deportistas a cambio de mostrar sus marcas?

De acuerdo al portal del COM, los patrocinadores del Comité son Camino Real, Nissan, Joma, Arena, Chedraui, Banamex, Fundación Telmex Telcel y el Hospital Ángeles, entre otros. Cada uno de ellos, algunos considerados como TOP, dan alrededor de 30 millones de pesos en especie y en efectivo. Esto por periodos de 4 años.

Entonces, si hay marcas que respaldan al COM. ¿Será suficiente? ¿Estarán usando eficientemente los recursos económicos que aportan estas empresas? ¿Por qué esperar ayuda de parte del Gobierno Federal si se puede conseguir con la industria privada?

Eso sería un trato redondo. Todos ganan.

Aquí el tema es que el COM tenga un área específica de mercadotecnia deportiva que gestione todas las oportunidades comerciales que están a la mano.

De acuerdo a un estudio de Euromonitor International, empresa líder de investigación de mercado estratégica independiente para mercados de consumo, la afición por el deporte es más popular que nunca, pues el alcance internacional que tiene el deporte se logra gracias a la televisión y las transmisiones vía streaming. Hay grandes oportunidades para el aumento de la presencia y venta de productos relacionados con la alimentación, bebidas, turismo, ropa deportiva y otros productos que hay que tomar en cuenta ahora que los hábitos de consumo de la gente están tomando otra forma.

Otra forma muy atractiva, debido al público que accede a los eventos deportivos a través de las multi pantallas y que se involucra cada vez más con las redes sociales.

Algunos datos que indican que se debe aprovechar esta tendencia:

  • Se estima que los ingresos del mercado global del deporte, incluidos los patrocinios, estimados en 76.1 billones de dólares en el 2013, suban otro 5% en el 2017
  • Si a esta cifra se suma la venta de artículos deportivos, equipo y lo relacionado con preparación y salud en el deporte, la cifra puede llegar a aumentar hasta en 700 billones de dólares.
  • En Estados Unidos, que representa un 38% de estos ingresos a nivel internacional, la mayoría del ingreso obtenido es generado por deportes practicados en ese país (NFL, la liga de Baseball, NBA, Hockey, NASCAR y otros deportes colegiales).
  • En Latinoamérica es básicamente el fútbol soccer el deporte dominante en los ingresos económicos.
  • Cada vez hay más consumidores que acceden a los deportes vía tabletas o smartphones, mientras también siguen el evento transmitido por TV e interactúan con redes sociales, blogs y otros canales digitales.
  • Hay estadios que dan acceso a internet, sobre todo en zonas VIP, para que les lleven su comida al asiento, maximizando las ventas en el recinto.

Es muy necesario que no solo el COM, sino que cada una de las federaciones deportivas abran los ojos a las tendencias actuales en mercadotecnia, publicidad, medios y comportamiento del consumidor. Requieren personas especializadas en cada una de estas materias dentro de sus organizaciones para poder generar ingresos que les lleguen de marcas comerciales y que desarrollen estrategias que les ayuden a ser autosuficientes económicamente, tengan más capital para apoyar a los deportistas, tanto en su educación, preparación física, hospedajes, alimentación, traslados y todos los gastos que se requieran para que sean esos deportistas de Alto Rendimiento que tanto anhela el público mexicano.

No se queden sentados a esperar recursos del Gobierno. Probablemente esos recursos se deban dirigir a otros rubros también necesarios para la sociedad, como la educación, desarrollo tecnológico, infraestructura, etc. (Espero…).

Que otros no se “cuelguen la medalla”. Que los deportistas se la ganen porque hubo detrás un organismo que los apoyó y que tuvo la visión de mercado para salir adelante junto con las marcas.

Compartir
Artículo anterior¿Por qué apostar al video marketing?
Artículo siguienteDescubre lo que realmente compran tus clientes
Director de Publicidad y Comunicación del CECC Pedregal. Master en Producción Audiovisual de la Universidad Complutense de Madrid, egresado de la Licenciatura en Publicidad del CECC Pedregal y Diplomado en Mercadotecnia por la UIA. Productor de campañas en CONAGUA. *Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.