Otro problema para Uber: ahora ordenan suspender el servicio en Colombia

La Superintendencia de Industria y Comercio de Colombia, uno de sus mercados más fuertes en América latina, ordenó el "cese de la prestación" de Uber por competencia desleal, violación de normas y desviación de clientela.

Las agresiones fueron frecuentes a carros de Uber en los primeros años.
  • Los organismos que regulan el comercio en Colombia dicen que Uber presta irregularmente el servicio público individual de transporte

  • Uber está presente desde 2013 en ese país

  • “El plan tortuga” fue una de las formas de protesta en Bogotá contra Uber

Colombia es uno de los países latinoamericanos donde está presente Uber en los que padeció mayor resistencia e incluso ataques desde los sectores establecidos en el transporte público, especialmente los taxis.

Desde 2013, cuando comenzó las actividades y durante años, sus unidades fueron atacadas porque se argumentaba que practicaban la competencia desleal, una queja común en todos los países donde desembarcó.

Los taxistas tuvieron muchas estrategias para protestar contra Uber en Colombia.

En 2016, por ejemplo, llevaron adelante el denominado “plan tortuga”: “Hacer recorridos a apenas 20 ó 30 kilómetros por hora a lo largo de este martes 15 y miércoles 16 (de 2016) parecería ser la nueva estrategia de los taxistas para congestionar Bogotá, previo al gran paro nacional que se tiene previsto para este 17 de marzo”, publicaba El Espectador.

Uber compra Cornershop
Bigstock

Aunque todo parecía haberse calmado, lo cierto es que este viernes 20 de diciembre de 2019, la determinación de la Superintendencia de Industria y Comercio colombiana apunta directamente a la actividad de la app de traslados que conecta conductores con pasajeros.

En un fallo que sorprendió, la entidad ordenó “el cese de la prestación del servicio de transporte a Uber”. En un comunicado, explicó que “en ejercicio de funciones jurisdiccionales, resolvió la demanda interpuesta por Cotech en contra de Uber BV, Uber Technologies INC y Uber Colombia SAS, y determinó que estas últimas incurrieron en actos de competencia desleal por violación de normas y desviación de clientela al prestar irregularmente el servicio público individual de transporte”.

En el documento, el organismo dice que se pudo establecer que “Uber BV, como licenciatario de la aplicación, presta el servicio de transporte público individual de pasajeros, al crear la oferta y poner a disposición de los usuarios dicho servicio: esto viola las normas que regulan el mercado, genera una ventaja significativa en el mercado y desviación de la clientela de Cotech”.

Finalmente, el fallo ordena que cesen de inmediato “los actos de competencia desleal declarados y que se ejecutan haciendo uso de la aplicación Uber”.

La Superintendencia aclaró detalladamente que incluye a todas las modalidades: U ber, Uber X y Uber VAN. Es decir, toda aplicación tecnológica de la empresa y en “todo el territorio colombiano”.

Cotech es una compañía que le presta servicios de telecomunicación a Taxis Libres, una de las mayores empresas de taxis de Bogotá, detalla El Espectador.

Uber apeló el fallo “con el fin de proteger sus derechos y los de una comunidad de más de dos millones de personas que utilizan la aplicación”, dijo la compañía estadounidense en un comunicado.

“Resulta contradictorio con las banderas de innovación, emprendimiento y economía naranja que el Gobierno defiende y promueve”, agregó.

En el documento, Uber lamenta la decisión. “Esto refleja un acto de censura e infringe la Convención Interamericana de Derechos Humanos que ya condenó los intentos de bloqueo de la aplicación y sitio web de Uber por violar la neutralidad de red, libertad de expresión y libertad de internet”.

La plataforma informó que apeló la sentencia, por lo que será el Tribunal Superior de Bogotá el que defina esta situación en segunda instancia, publicó El País.

Uber y los taxis en Colombia

Durante largo tiempo, los taxistas llevaron adelante en Colombia los llamados “bloques de búsqueda” (“Taxistas cazarán a conductores y usuarios de Uber”), que consistían en que algún taxista identificara a un automóvil particular que supuestamente sea conductor de la app.

A partir de allí, y luego de una comunicación con otros “cazadores” por grupos de Whatsapp, decidían en qué punto bloqueaban su paso, para obligar a bajar al usuario.

En algunos casos, terminó en agresiones.

Uber Colombia
No fue nada simple resolver el conflicto en Bogotá. Foto: Twitter.

Sigue a @PabloPetovel

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.