La contingencia por COVID-19 que vivimos en México y a nivel mundial ha cambiado nuestras actividades y ha replanteado las dinámicas de estudio y trabajo, por lo que marcas como Office Depot tuvieron que desarrollar nuevos servicios y adecuar su estrategia comercial.

Office Depot se enfoca en el regreso a clases en medio de la nueva normalidad en la que nos encontramos, en una situación muy diferente años anteriores y para lograrlo diseñó una estrategia con la que busca brindar confianza, seguridad y conveniencia al consumidor.

Después de hacer una profunda investigación del mercado, trabajó en una serie de insights para preparar su estrategia, entre los principales hallazgos fueron: que el periodo en donde la educación a distancia y la transición a las aulas será una realidad que continuaremos viviendo, aunado a la incertidumbre que esto genera en los bolsillos de padres de familia preocupados por su gasto familiar.

“Ya sea de forma digital o con la oportunidad de volver a los salones de clase, las necesidades de estudio crecen y marcas como Office Depot se han adaptado”.

Un regreso a clases diferente

Un estimado de la UNESCO advierte que, a consecuencia de la pandemia de coronavirus, mil 400 millones de estudiantes se han visto forzados a permanecer en casa, esto luego de que desde marzo pasado, al menos 138 países ordenaron el cierre de escuelas a nivel nacional.

Esta situación ha motivado que las actividades académicas y dinámicas escolares se desempeñen de manera remota, dejando como una opción b, la oportunidad de poder volver a los salones de clase, tan pronto se normalice la situación que se vive.

Office Depot ha desarrollado una propuesta que está preparada para resolver las necesidades de padres de familia y estudiantes, ya sea que tengan que continuar con clases a distancia o se presente la oportunidad de volver a los salones de clase, ya que la marca cuenta con un catálogo de productos y soluciones adecuados para ambos escenarios además de canales seguros y convenientes como su sitio web con diferentes opciones de entrega, mientras que sus tiendas físicas se han adaptado a las necesidades de seguridad e higiene, para contener la pandemia de COVID-19, garantizando la salud de los visitantes durante sus compras.

Adaptarse al regreso

“Office Depot, expertos en regreso a clases” es el nombre de la campaña que el retailer diseñó para reforzar el mensaje de la marca durante este periodo en el que un aliado con experiencia, conveniencia y buenos precios es fundamental.

El objetivo de la campaña es ofrecer a los padres de familia y estudiantes un “one stop shop”, para todas sus necesidades en esta nueva normalidad ya que la cadena cuenta con una larga tradición de ser la opción de compra en la temporada y esto se confirma con cifras del año pasado, cuando 8 millones de familias llevaron a cabo sus compras en tiendas de Office Depot, tan solo durante el periodo de regreso a clases de 2019.

Ahora la experiencia de Office Depot se aplica para enfrentar el periodo de incertidumbre que se vive por la pandemia de COVID-19 y reforzando a la marca como un aliado de la educación, tanto en sus tiendas físicas, como en línea permitiendo garantizar la innovación de las acciones que lleva a cabo para apoyar a estudiantes, profesionistas y padres de familia, ante la necesidad de estudiar durante esta nueva normalidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299