En una decisión que el presidente de los Estados Unidos definió como una medida para demostrar su nacionalismo y espíritu patriota, este lunes Donald Trump suspendió la recepción prevista para el martes con el campeón de la liga profesional de fútbol americano (NFL), los Philadelphia Eagles, por las protestas de los jugadores durante el himno nacional.

La invitación fuer retirada luego de que se confirmara que la agrupación deportiva se presentaría con una pequeña delegación y no con su plantilla al completo como es habitual en este tipo de recepciones.

“No están de acuerdo con su presidente porque (este) insiste en que (los jugadores) se pongan en pie con orgullo para el himno nacional, con la mano en el corazón”, dijo en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El hecho causó todo tipo de reacciones entre los usuarios de redes sociales la noche de ayer; sin embargo, este no fue el motivo por el cual Donald Trump ha vuelto a estar en la mira de la polémica.

El presidente de Estados Unidos ha decidido enfocar sus esfuerzos en conquistar a la población que, decir de una publicación de El Mundo, está formado por mujeres y hombres blancos de nivel educativo y económico medio y medio-bajo.

Luego de suspender la vista del campeón de la NFL, el líder de la decidió invitar a los fanáticos del americano a que festejar el patriotismo en uno de los jardines de la Casa Blanca, en donde el presidente aprovechó para hablar de la importancia del nacionalismo así como sobre el curso de la economía, discurso que fue acompañado por una serie de símbolos patrióticos entre los que resaltaron la entonación del himno nacional y la canción “God Bless America” ​​de Irving Berlin, misma que se ha convertido en elemento de identidad y referencia para gran parte de los ciudadanos norteamericanos.


Olvidar la letra de esta canción fue lo que puso a Trump en la mira de los usuarios de redes sociales, quienes bajo el término God Bless America han expresado sus opiniones sobre las posturas contrarias del presidente: Habla de nacionalismo y acusa a los jugadores de la NFL por hincarse durante el himno nacional, pero olvida una canción que para los estadounidenses es parte de su identidad.

El asunto pronto logró ubicarse como tendencia a nivel mundial dentro de plataformas como Twitter, en donde según proyecciones de Tweetreach ha generado 3 millones 290 mil 786 impresiones con 2 millones 121 mil 157 cuentas alcanzadas.

El hecho suma un incidente mas que afecta la reputación de Trump entre una parte importante de la sociedad norteamericana, hecho que afecta aún más sus índices de aceptación que son bajos.

A inicios de este año, se estimaba que los niveles de popularidad de Donald Trump entre la población en Estados Unidos apenas alcanzaba el 35 por ciento, de acuerdo con datos de Gallup. Este porcentaje se lee como uno de los más bajos de la historia; no obstante lo cierto es que para Trump ha resultado lo suficiente para mantener sus intereses.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.