CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

No son tiempos para el agandalle

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En medio de una pandemia la situación se agrava y el agandalle puede representar la pérdida del sustento para miles de personas que han perdido su empleo o que han tenido que bajar la cortina de su empresa.

Empresas nacionales y trasnacionales que retrasan pagos a proveedores, sobre todo pequeños, hasta por tres meses; otras que organizan concursos para seleccionar servicios y al final a las que no ganaron ni retroalimentación y mucho menos un gracias y otras que ante la necesidad de las pequeñas empresas se aprovechan y solicitan créditos sin formalizar contratos por 30, 45 o hasta 120 días y mientras tanto las pequeñas empresas a tronarse los dedos cada quincena para sobrellevar los gastos; de situaciones cómo estás están plagados los días y tristemente nos hemos acostumbrado al agandalle y la famosa “responsabilidad social”, de la que presumen muchas corporaciones, no queda más que en el papel.

En contraparte sólo 13 por ciento del financiamiento bancario en México es para las pymes y él llegan a pagar hasta un 800 por ciento de Costo Anual Total (CAT). 

En medio de una pandemia la situación se agrava y el agandalle puede representar la pérdida del sustento para miles de personas que han perdido su empleo o que han tenido que bajar la cortina de su empresa.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía reportó que 20.8 por ciento de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) cerraron definitivamente entre mayo de 2019 y septiembre de 2020, es decir, cerca de un millón de empresas que a su vez, dejaron sin sustento a millones de empleados, claro, ello responde al confinamiento prolongando, la falta de liquidez y la inflación, pero en cuántos casos habrá tenido que ver el impacto de los monopolios, de la manipulación de precios, el abuso, la falta de estímulos… Por desgracia esa información sólo está en el entristecido corazón de los empresarios que apostaron el todo por el todo.

El problema no es exclusivo de México, la cultura del abuso permea en toda la región, el Banco de Desarrollo estima que en los últimos meses se han visto afectadas 60 por ciento de las pymes y al 51 por ciento de empresas medianas, por otro lado, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe es el organismo dependiente de la Organización de las Naciones Unidas estima que la pandemia representará el cierre de 2.7 millones de empresas en América Latina, la mayoría pymes.

Cuál habría sido el destino de estas empresas si en lugar de dejarlas a la deriva hubieran recibido apoyos suficientes, no sólo de los gobiernos, también de sus clientes al optar por el comercio local e incluso de los grandes competidores al no acaparar el mercado y colaborar en la transformación de modelos de negocio con capacitación, por ejemplo, y de proveedores con créditos flexibles. 

Se tuvo la gran oportunidad de ser generosos para que nadie se hundiera y no se aprovechó. El efecto de la pandemia en la economía será profundo, las pequeñas y medianas empresas sobrevivientes se tendrán que refundar y enfrentarse a enemigos gigantes: no solo a los competidores tradicionales, ahora también a los grandes y eficientes vendedores en línea como Amazon al que deberán aliarse para no morir.

El reto es muy grande para los empresarios con pequeñas y medianas empresas aunque no todo está perdido pues de los 4.9 millones de establecimientos del sector privado y paraestatal registrados en los Censos Económicos 2019, 99.8 por ciento pertenecen al conjunto de establecimientos micro, pequeños y medianos que en conjunto contribuyen con el 52 por ciento del producto interno bruto nacional y proporcionan más de 80 por ciento de los empleos en el país, es decir, quizá individualmente su aportación no es representativa pero en suma su poderío es más grande que cualquier corporación. De querer sobrevivir tendrán que unir esfuerzos y demostrar que la cultura del esfuerzo es más grande que la del agandalle. 

Aunque representan este importante impulso para el país, las pequeñas y medianas empresas deben invertir en mayores habilidades, innovación y tecnología para aumentar los salarios y la productividad

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados