“Por favor, no cometan nuestros errores con el coronavirus”, advierten los médicos de China

Los médicos europeos y del continente americano están repitiendo los errores de los que atendieron a los primeros afectados por coronavirus en Wuhan, dicen los especialistas chinos.

  • El coronavirus ya afectó a 199 mil personas y fallecieron 7.900

  • Los médicos chinos aconsejan a los del resto del mundo

  • La pandemia tiene su pico en Europa y avanza en las américas

La epidemia de coronavirus ya enfermó a más de 199 mil personas en todo el mundo y han fallecido al menos 7.900.

Si bien su avance se desaceleró en China, este martes sólo se notificaron 21 nuevos casos de infección, se está acelerando con fuerza en Europa y los Estados Unidos, mientras en América latina comienza a crecer.

En Italia en particular, es más letal, ya que la tasa de mortalidad informada es casi el doble que la de China.

Así, mientras en el gigante asiático las cosas vuelven poco a poco a la normalidad (en lo social, porque se espera que la economía sufra largo tiempo los efectos), en Europa y en las américas los países se están literalmente autoacuartelando para tratar de minimizar el impacto.

En este escenario de pesadumbre y pánico, y a medida que los nuevos casos diarios de coronavirus en Europa eclipsan los de China, los médicos en Wuhan, la ciudad en el centro de Asia donde surgió el virus, están viendo signos preocupantes de errores similares en occidente.

Dove muestra cómo puede actuar una marca ante el coronavirus
Bigstock

“La clave de la propagación es la protección inadecuada de los trabajadores médicos, lo que lleva a una alta tasa de infección entre médicos y enfermeras”, publica Bloomberg. “En Wuhan, la falta de comprensión sobre la enfermedad y la escasez de equipos de protección en las primeras semanas del brote, llevaron a miles de trabajadores de la salud a infectarse mientras trataban a los pacientes, de esos, al menos 46 murieron”, agrega el medio estadounidense.

Wu Dong, profesor de gastroenterología en el Pekin Union Medical, habló desde Wuhan con periodistas en Beijing y les dijo: “Nuestros colegas europeos están contrayendo la enfermedad en su práctica diaria, y la proporción es bastante similar a la situación que tuvimos en Wuhan; deben proteger al personal médico”.

Lo cierto es que en todos los países, casi sin excepción, los médicos vienen denunciando escasez de insumos médicos de protección, como máscaras, guantes y protecciones para los ojos. En efecto, la naturaleza altamente contagiosa del virus se advierte en signos de transmisión inusuales, como a través, precisamente, de los ojos.

En Wuhan, los médicos especialistas en nariz, garganta y oído y oftalmólogos se infectaron a tasas mayores que sus colegas en los mismos hospitales, dijo Du Bin, otro de los médicos del hospital chino en la conferencia. “Nuestra interpretación es que estos médicos tienen un contacto muy cercano con los pacientes y por esa razón se infectaron fácilmente”, apuntó.

Hablando de las ideas para el tratamiento de la enfermedad, los médicos explicaron que a diferencia de las pandemias anteriores, como la de 2003 causada por el Sars, el coronavirus causa síntomas leves o incluso ninguno en algunas personas infectadas, lo que significa que, sin saberlo, están propagando el virus a otros.

Foto: PUMCH.

Para los médicos, la clave es hacer pruebas. “Además de las pruebas, no hay otra forma de identificar los casos sospechosos y de poner en cuarentena a los contactos cercanos”, dijeron.

Corea del Sur, que tuvo el segundo mayor número de casos en Asia, logró controlar la epidemia a través de pruebas diarias en decenas de miles de personas.

Más datos del coronavirus

Los adultos tienen 2,7 veces más probabilidades de contraer la enfermedad que los niños, según un estudio publicado en la revista Nature Medicine el lunes, sobre el análisis de 745 niños y 3.174 adultos.

Los médicos chinos dijeron que la mayoría de los niños infectados tiene solo síntomas leves, y que casi todos sobrevivieron. En el Journal of the American Medical Association, otro estudio dice que entre nueve bebés, ninguno requirió cuidados intensivos o tuvo complicaciones graves.

“Cada nación tendrá su propia experiencia con el covid-19. No estamos diciendo que el ejemplo de China sea el que hay que seguir, pero debemos tomarlo en serio, tomar las acciones necesarias, cambiar los comportamientos y ser responsables, por favor no comentan nuestros errores”, dijo Du.

Sigue a @PabloPetovel