• Netflix Party es una extensión de Chrome que ha ganado popularidad debido al aislamiento social

  • El video streaming es uno de los formatos de contenido que ha crecido en demanda a causa del coronavirus

  • Este tipo de apps pueden sonar como una gran idea, hasta que cada usuario tiene sus propias necesidades

Muchos le llaman cuarentena, otros aislamiento social -voluntario o involuntario-, el punto que que un importante sector de la población en el mundo ha cesado o disminuido radicalmente su actividad, lo que se ha traducido en la necesidad de llenar cierto tiempo de ocio, derivando en un incremento notorio de servicios de videojuegos, música y video por streaming y redes sociales; destacando entre estos el consumo de Netflix, Amazon Prime Video, incluso de Apple TV+ y Disney+ que anticipa su lanzamiento en varias regiones.

Hablando de la plataforma de Los Gatos, California, en estas semanas seguro han escuchado o incluso probado a Netflix Party, una alternativa para ver series o películas en comunidad, aunque sea virtualmente. De hecho, pese a que tiene tiempo de existir, ha ganado mucha popularidad.

Buena idea, mala idea

Sí, tal como aquel segmento en Animanics, aplicar la sesión de Netflix Party para ver con amigos o familiares algún contenido del catálogo de la plataforma de streaming puede sonar como una gran idea, sobre todo considerando que la mayoría está recluido en sus hogares sin la posibilidad de socializar más allá que con las personas que se coparte vivienda (cuando es el caso) y las pocas veces que se va a hacer compras o recibir pedidos en casa.

Y, es que esta extensión de Chrome que hace posible generar un código de visualización sincronizada que, al ser compartido con más usuarios, hace posible que todos puedan ver al mismo tiempo un mismo contenido, suena bien, especialmente porque se puede socializar mientras se disfruta la película o serie.

Pero, no todo es realmente bueno. ¿Por qué? Minimizando el hecho de que no están sincronizadas al cien por ciento las reproducciones, siempre hay un desfase de alrededor de un segundo, parece no ser mucho pero es como cuando tenemos una llamada de larga distancia y existe un pequeño delay, las conversaciones suelen encimarse o perder entendimiento.

Bueno, superando ese tema, lo primero que hay que señalar es que al parecer no se puede usar con todos los contenidos, al respecto, Jeniffer Bisset, de CNet, señala en un contenido publicado en el sitio que “debes verlo con la película o el programa de televisión adecuado”. Esto debido a que no todas las historia son fáciles de seguir o se pueden disfrutar conversando con otras personas… y eso es cierto.

Piénsenlo, muchas veces quieren disfrutar una película sin interrupciones de otras personas, sí, es Netflix y pedes levantarte al baño o a la cocina, incluso salir a la tienda y retomar tu contenido, pero cuando estás sentado lo que quieres es disfrutarlo, no conversar; puede que no haya audio de voz, pero el tecleo y los sonidos de notificación hacen complicado que se disfrute por completo el contenido.

De hecho, aquí surge otro de los pequeños detalles que pueden hacer de Netflix Party una no muy buena idea, esas pausas que acabamos de mencionar, se vuelven todo un problema cuando tienes que coordinar la pausa a distancia. Inevitablemente habrá un amigo o amiga que no quiera pausar… ¡qué lío! Si a esto sumamos el hecho de que la mayoría se verá limitado a ver la serie o película desde el monitor de su computadora (a menos que se cuente con la opción de proyectarlo a una smart TV) pues la experiencia puede ser limitada si están acostumbrados a ver Netflix en una pantalla más grande.

El streaming gana

Eso es cierto, más en estos días en los que muchos están aislados. En diversas oportunidades hemos informado sobre cómo es que plataformas como Netflix, Amazon Prime Video y YouTube, incluso Facebook y Twitter han visto un incremento en demanda de contenidos en video.

Durante los últimos meses hemos visto esta tendencia, al respecto, basta con recordar los datos de Nielsen, citados por The New York Times, los cuales apuntan que en Corea del Sur se incrementó un 17 por ciento el consumo de televisión -incluye televisión en vivo, video on demand, streaming y videojuegos-, mientras que en Italia fue de 6,5 por ciento y en Nueva York, Estados Unidos, un 8 por ciento.

En el caso de Latinoamérica, las estimaciones apuntan que el tráfico de datos en la región aumentó entre 20 a 30 por ciento, esto incluye otras actividades claro, aunque se atribuye principalmente al elevado consumo de servicios de streaming de video y de aplicaciones de videoconferencias, de acuerdo con un reporte de SciDev.Net.

Este podría ser un factor más por el cual Netflix Party podría no ser la mejor idea, el ancho de banda está disminuido y eso afecta la calidad de la transmisión y conexión. Pero, esto es a lo que se enfrentan otras aplicaciones similares como Facebook Watch Party y Watch2Gether, claro que cada uno tiene sus particularidades en la experiencia de usuario.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299