• Netflix reportó que superó los 192 millones de suscriptores a nivel global

  • Sus ingresos durante el segundo trimestre ascendieron a 6 mil 148 millones de dólares

  • Y, en ese contexto anunció que habrá una porción de sus usuarios a los que dejará de cobrarles la mensualidad

Contar con la suscripción de paga a al menos un servicio digital se ha vuelto muy común entre las personas, tanto que muchas veces olvidamos que los tenemos activos ya que no siempre son usados con frecuencia. Si bien, esto no es un factor que afecte a las compañías, al parecer Netflix quiere hacer algo al respecto.

La compañía de Los Gatos, California dio a conocer esta semana sus resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del año y, en ellos, se encuentra un detalle que podría ser benéfico para los consumidores.

No lo ves, no lo pagas

Sabemos que Netflix suele buscar mejorar la experiencia de los usuarios, pero llegar al punto de no cobrarles parece algo sui géneris, pero todo indica que esto es real.

Lo anterior debido a que como parte de las acciones que presentó en su reporte financiero, se destaca la relacionada con el hecho de que pausará automáticamente los pagos de suscripción para aquellos que no hayan visto el servicio de transmisión durante dos años.

Es decir, si los suscriptores son demasiado ‘flojos’ para cancelar su suscripción y llevan al menos dos años sin ingresar siquiera a la plataforma de streaming, pues simplemente dejará de facturarles.

De acuerdo con Netflix, la razón por la que está determinando esto es que busca “minimizar las molestias de los clientes”, esto pese a que reconoció que la medida ha causado un “golpe leve” a sus ingresos

“Un porcentaje muy pequeño de nuestros miembros no ha visto nada en los últimos dos años y, aunque facilitamos que las personas cancelen sus suscripciones con solo unos pocos clics, no han aprovechado esa capacidad. Así que decidimos dejar de facturarles y lo haremos para los miembros que cumplan con los mismos criterios en el futuro. Al igual que todos nuestros miembros anteriores, pueden reiniciar fácilmente su membresía en el futuro”, dijo la firma en su informe.

¿Por qué lo hace?

Ciertamente es un beneficio para esa base de suscriptores que, aunque pequeña, se mantiene como un afiliado pese a no reproducir algún contenido de la plataforma en un largo tiempo.

El beneficio económico para estos usuarios implica un ligero costo a los ingresos de Netflix, pero la compañía es consciente de que vale la pena asumirlo pues consideran que “políticas a favor del consumidor como esta son lo correcto y que los beneficios a largo plazo superarán los costos a corto plazo”.

Y tienen razón. Recordamos que en mayo pasado la compañía anunció que comenzaría a cancelar las cuentas de aquellas personas que no hayan reproducido un contenido en los últimos doce meses, y que aplicará esta misma medida con aquellas suscripciones inactivas por dos años o más.

Si bien, las cuentas inactivas representan menos de la mitad del 1 por ciento de su base de suscritores, realmente representan un ingreso que no se puede despreciar, en su momento, considerando los 182 millones de suscriptores que reportó Netflix hasta el primer trimestre, representaban alrededor de 910 mil suscriptores, es decir, entre 8 millones 190 dólares y 14 millones 560 mil dólares; el primero imaginando que todos pagan el plan básico (8.99 dólares) y el segundo por el plan premium (15.99 dólares).

Al igual que en aquel momento, la suspensión del cobro por parte de Netflix, además de proyectar el mensaje de que puede resistir sin complicaciones el dejar de percibir esos ingresos, significa que prefieren mantener este número que aunque no suma en ingresos sí suma en el registro final de base de clientes y en que en algún punto podrán reconectar con ellos para retornar a ser usuarios frecuentes, algo que será fundamental en la guerra del streaming y las tentaciones que representan ofertas como Disney+ y HBO Max.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299