• De acuerdo con Triple Tree, la industria de la dermatología vale a escala global unos 13 mil mdd

  • Por el contrario, el mercado de la comida y la nutrición tenía un tamaño de 707 mil 12 mdd para 2016

  • Anualmente, Nestlé invierte siete mil 300 mdd únicamente en publicidad y marketing

Entre las compañías de productos al consumidor de alto movimiento (FMCG), Nestlé es una de las marcas más poderosas. En volumen de ventas, movía 91 mil 187 millones de dólares (mdd) a escala internacional para finales de 2017. Pero en los últimos años, la compañía ha luchado por seguir redituable. Tras un excepcional rendimiento en 2010, los rendimientos netos de la marca han sufrido altibajos. Cansada de estos cambios, quiere estabilizar este rendimiento.

De acuerdo con Reuters, la suiza está en negociaciones para vender Nestlé Skin Health. La unidad de negocio de dermatología sería vendido a un consorcio entre EQT Partners y la Abu Dhabi Investment Authority (ADIA). La transacción tendría un valor de 10 mil 200 millones de francos suizos (10 mil 98 mdd) y se cerraría durante la segunda mitad del año. Previo a concretar el trato, mencionó la marca de FCMG, se necesita obtener la aprobación regulatoria.

Mark Schneider, consejero delegado de Nestlé, puso a la venta la unidad de negocio en septiembre pasado. Entonces, la compañía suiza apuntó que deseaba enfocarse en las áreas de nutrición y alimentación. Así, “las oportunidades de crecimiento [de la filial dermatológica] se perciben cada vez con más fuerza fuera del Grupo”. Según Reuters, la subsidiaria ha tenido un rendimiento deficiente y altos costos, lo que provocó  a su vez varias reestructuraciones.

Concentrando los esfuerzos de negocio de Nestlé

La marca suiza no es la única que ha decidido abandonar parte de su negocio para enfocarse sus unidades principales. A finales de marzo se concretó la adquisición de una buena parte de los activos de Fox por parte de Disney. Así como en el caso de Nestlé, esta decisión se tomó en parte para enfocar el grupo en sus divisiones más redituables (deportes y noticias). Y en 2014, Procter & Gamble anunció que acabaría con más de la mitad de sus propuestas de menor desempeño.

Y según lo que parece, Nestlé necesita urgentemente deshacerse del peso muerto. De acuerdo con Bloomberg, a mediados de abril realizó violentos recortes de su personal en Pakistán. El mismo medio reportó hace tan solo unos días que la compañía también dejó de requerir los servicios de al menos cuatro mil plazas en Estados Unidos. Y aunque la marca está teniendo buenos resultados financieros, se espera mejoren con la partida de Skin Health.

Hay dos escenarios a los que se puede enfrentar Nestlé después de la venta de su unidad dermatológica. El ideal para la compañía sería, naturalmente, que la transacción sea positiva. Al perder el lastre de sus productos, podría recortar costos y enfocar su inversión a ofertas que puedan beneficiarse de una estrategia de marketing mejor integrada. A la vez, al abarcar menos elementos, puede reforzar los esfuerzos que se realizan en cada uno.

Por otro lado, la venta podría ser negativa. Alejarse de la diversificación tiene sus riesgos. Por supuesto, Nestlé tiene varios productos que no dependen el uno del otro o cuyos destinos comerciales no están ligados entre sí. Pero si algún fenómeno afecta a toda la industria de la alimentación y la nutrición, la suiza ya no tendrá una unidad donde recargarse para soportar el golpe. Aunque remota, es una posibilidad real para la que la marca debería prepararse.