Crecer cuando los gustos del consumidor cambian: el desafío de Nestlé (y de muchas otras)

Las acciones en Nestlé subieron más de un 3 por ciento después de que la compañía de alimentos suiza reportara un aumento de sus ventas en 2018. Logró buenos registros en Estados Unidos y China. El impacto del acuerdo con Starbucks y la venta de la unidad de chocolates en EE.UU.

Nestlé
Imagen de Bigstock

Nestlé, el fabricante de KitKat, Smarties y Nespresso, viene luchando en los últimos años para mantener sus ganancias frente a los desafiantes cambios en las preferencias de los consumidores.

Al igual que muchas otras históricas compañías, la empresa de origen suizo está obligada a adaptarse a las modificaciones en los mercados y a los gustos de los millennials, cada vez más partidarios a consumir productos saludables y de elaboración natural, en detrimento de los alimentos envasados.

Es por esto que las novedades de crecimiento que dio este jueves en el reporte financiero de 2018 es una buena noticia para Nestlé: la estrategia de marketing está dando sus frutos.

“Tuvimos un interesante crecimiento en nuestros dos mercados más grandes: Estados Unidos y China, así como en nuestro negocio de nutrición infantil”, dijo el CEO Mark Schneider en un comunicado. Ver: Las marcas están obligadas a remodelar sus puntos de venta (así de simple)

Así es, Nestlé registró en 2018 el primer aumento en el crecimiento de ventas orgánicas en seis años, un dato clave para el grupo suizo que es uno de los mayores fabricantes de alimentos y bebidas del mundo.

De esta forma, para Schneider, se trata de una métrica clave que significa que la estrategia está dando buenos resultados: el grupo vendió activos y lanzó nuevos productos y está planeando desprenderse de más unidades de negocios.

Según Bloomberg, el fabricante de Nescafé, reportó un crecimiento de ventas orgánicas del 3,7 por ciento en el cuarto trimestre, ligeramente por encima de los esperado por los analistas. A lo largo de todo el año, obtuvo un crecimiento de ventas orgánicas del 3 por ciento, con Estados Unidos y China como principales abanderados.

Para 2019, Nestlé dijo que el crecimiento de las ventas orgánicas y los márgenes de ganancia operativa mejorarían respecto del año anterior, confirmando que está en buen camino para cumplir con el plan de Schneider de tres años (hasta 2020).

Los chocolates, a Ferrero

Para obtener más ingresos, Nestlé también dijo que venderá su negocio de embutidos y productos cárnicos Herta (se desprendió de Gerber Life Insurance por US$ 1.500 millones en septiembre) y que tiene ofertas por su unidad de negocio relacionado con la salud de la piel.

El año pasado, Nestlé Estados Unidos le vendió todas las marcas de chocolates a Ferrero. KitKat, Butterfinger, Crunch, 100Grand, Wonka y BabyRuth, entre otras, pasaron a unirse a la empresa italiana dueña de Nutella y Kinder Sorpresa.

KITKAT
En Estados Unidos, KitKat pertenece al portfolio de marcas de Ferrero. Imagen de Bigstock.

También en 2018, Nestlé cerró por US$ 7.150 millones un acuerdo histórico con Starbucks para vender sus productos fuera de los locales: en supermercados, servicios de catering y restaurantes. Esto comenzará a materializarse este año, según confirmó la compañía el miércoles.

Los primeros mercados a los que llegará con este formato de distribución serán: Bélgica, Brasil, Chile, China, México, Holanda, Corea del Sur, España y Gran Bretaña, entre otros que totalizan 14.

En todos lados

Un interesante ejemplo de cómo las marcas deben adaptarse a los cambios de los consumidores es lo que sucede en Heineken.

Según reportamos en Merca2.0 este miércoles, la compañía holandesa logró un crecimiento en 2018 (+7,7 en volumen de ventas) gracias a que viene fortaleciendo su nueva línea 0.0 alcohol.

La decisión de apostar a ese negocio no es antojadiza, sino que se apoya en cambios en las tendencias de consumo de los millennials, que priorizan productos que no afecten su salud y aporten bienestar.