Neil Amstrong, un spin doctor de la comunicación

En ocasión del 50 aniversario del hombre en la Luna, va un homenaje a ese astronauta que, sin proponérselo, fue un Spin Doctor que dio el giro en la comunicación en la lucha por la conquista del espacio.

Fuimos testigos, con muchos otros más de mi generación que teníamos televisión en blanco y negro, con antena de conejo, sin control remoto, pero sí con una ruidosa perilla para hacer los cambios de los únicos cuatro canales que producían programas por esa época, de la llegada a la Luna (hace 50 años de ello), por parte de los tres astronautas más famosos de los Estados Unidos de América (EUA): Neil Armstrong, Edwin E. Aldrin, apodado Buzz, y Michael Collins.

Mucho se ha escrito ya sobre este acontecimiento pero no se ha abordado desde el punto de la comunicación, los significados y el alcance de la famosa frase que Armstrong emite al pisar nuestro satélite lunar.

Veamos este enfoque: en nuestro sector se le llama Spin Doctor a aquel experto comunicador que es capaz de darle un giro a la comunicación produciendo una frase, eslogan o juicio que imponga una narrativa o cambie el rumbo de la agenda política, empresarial o social. Es un especialista que posee la sensibilidad para señalar un nuevo rumbo.

Permítame sugerir esta tabla que ilustra mi premisa al respecto:

Spin Doctor – Produce una frase inteligente – Causa un efecto en la sociedad – y existe entonces… un cambio de conducta.

Se dice fácil, pero el Spin Doctor al diseñar la frase correcta para la entidad en análisis, debe saber lo que un servidor llama “rayar la cancha”, es decir, determinar con base a lo que opina la gente acerca de las necesidades más apremiantes del lugar, convirtiéndolas en áreas de oportunidad para luego llegar a producir con ellas, adecuadas políticas públicas.

¿Qué dijo el primer hombre en pisar la luna esa memorable noche? ¿Por qué queremos destacar hoy a Armstrong para que tome el rol de un spin doctor? ¿Qué significó esta aventura espacial que tuvo un costo de 20 mil 400 millones de dólares para EUA en la carrera por la conquista del espacio con Rusia?

He aquí una vez más la famosa frase: “Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad”.

Este breve mensaje fue escuchado por 500 millones de personas en el mundo y con él se sentaron las bases para que los americanos clamaran victoria en la carrera por la conquista del espacio.

Una frase estructurada así marca toda una época y queda registrada en los libros de historia y tal vez no vuelva a repetirse de nuevo. Aún cuando los americanos han enviado más de 10 viajes más a la Luna, a ningún otro cosmonauta se le ha recordado como a los tres primeros.

Pemítanos recordar otras frases emitidas por personajes célebres que han trascendido dando un giro a los acontecimientos.

Kennedy: “No te preguntes que puede hacer tú país por ti, sino qué puedes hacer tú por tu país”.

Martin Luther King: “Yo tengo un sueño”.

Winston Churchill: “Nunca se rindan, nunca, nunca, nunca”.

Cada una de estas tres frases se convirtieron en el legado de sus autores y fueron fuente de inspiración para obtener buenos resultados.

¿Qué tenemos entonces?

El spin doctor produce frases con sentido estratégico que cambian rutas e imponen agendas.

En ocasión del 50 aniversario del hombre en la Luna, va un homenaje a ese astronauta que, sin proponérselo, fue un Spin Doctor que dio el giro en la comunicación en la lucha por la conquista del espacio.

Nos encontraremos más adelante.