Muy tarde para Chabelo

Hace un par de años se aprobó en las Cámaras Legislativas de éste país, la prohibición de pautas publicitarias de “comida chatarra” en espacios televisivos dedicados a niños. Ello provocó que mucha de dicha programación perdiera gran cantidad de anunciantes y por tanto ingresos. (de hecho, ésta es la principal razón de la salida del aire del programa “En Familia con Chabelo”).
El cabildeo de la industria para tratar de revertir la legislación no se hizo esperar; sin llegar a resultado alguno. Sin embargo; finalmente éste año se cambió de estrategia: En vez de buscar revertir la prohibición de estos productos en espacios infantiles, era más factible redistribuir los espacios infantiles. En la actualidad éstos abarcan hasta las 8pm de todos los días. Pasado éste horario las restricciones se levantan.
Las acciones realizadas recientemente por el Poder Legislativo Mexicano se concentran en cambiar los horarios. Los horarios para adolescentes y adultos ahora comenzarían a las 4pm, en vez de a las 8pm. De ésta manera se permitiría la comercialización de otros productos, sin afectar la ley anteriormente aprobada y por lo tanto, regresando ingresos que ampliamente necesitan las televisoras en estos momentos.
Claro, que esto no ha pasado sin su buena cantidad de controversia. Muchos son los legisladores y líderes de opinión que se contraponen a ésta determinación, argumentando la exposición a materiales poco aptos para un sector poblacional al que consideran vulnerable.
La realidad es que mucha gente no se ha percatado de la grave crisis por la que pasa la televisión mexicana. Las dos grandes televisoras están realizando reestructuras superlativas debido a un creciente decremento en sus ganancias. Han recortado producciones, personal e inversión. La comercialización en televisión es cada vez menor, debido a que otras estrategias BTL han ocupado el lugar que el broadcast antes ocupaba.
El que sigue pensando que vivimos en 1970 y que Televisa domina a la opinión pública está gravemente equivocado; por otro lado, una gran cantidad del público infantil ha migrado de la televisión a otros dispositivos, en donde puede ver contenidos diseñados para el mercado especifico, cuando y donde quieran.
Probabilísticamente, volveremos a ver comerciales de “chatarra” en televisión abierta, independientemente del horario, no que esto le sirva a Chabelo a estas alturas del partido.