Mercedes-Benz y su plan mundial de despidos masivos: se irán al menos 10.000 empleos

Daimler AG, propietaria de Mercedes-Benz, confirmó un plan de recorte de fuerza laboral del orden de los 10.000 trabajadores. Busca reducir costos para ayudar a financiar el cambio hacia los autos eléctricos.

MERCEDES-BENZ
Imagen de Bigstock
  • La marca de lujo Mercedes-Benz necesita ahorro para financiar sus proyectos de movilidad eléctrica

  • Como Audi, el plan es el recorte de empleos

  • En 2020 entran en vigencia nuevas normas sobre emisiones de gases y deben acelerar el traspaso de tecnología

Daimler AG, la compañía detrás de Mercedes-Benz, la marca de autos lujo más famosa del planeta, confirmó este viernes un plan para recortar al menos 10.000 empleos.

Será en todas las fábricas y puntos de venta propios en todo el mundo, como parte de una campaña de reducción de costos que busca apoyar financieramente el cambio hacia autos eléctricos.

Lo dijo nada menos que Wilfried Porth, miembro del Consejo de Administración de Daimler  y responsable de Recursos Humanos y Relaciones Laborales. “El número total en todo el mundo estará en los cinco dígitos”, aseguró en una conferencia telefónica con periodistas.

En una rueda de prensa anterior había hablado de “miles” de empleos los que serían eliminados.

La intención de la empresa es ahorrar 1.400 millones de euros en costos de personal.

“La industria automotriz está en medio de la mayor transformación de su historia. El desarrollo hacia la movilidad neutral en CO2 requiere grandes inversiones”, agregó en un comunicado la marca que fue reproducido por The Telegraph.

El grupo, que emplea a 300.000 en todo el mundo, dijo que los recortes de empleos se canalizarán a través de “rotación natural”, de “planes de jubilación anticipada” y “paquetes de indemnización voluntarios”.

El anuncio de Daimler se produce cuando la poderosa industria automotriz alemana se ve afectada por tres razones:

  1. las tensiones comerciales (incluida la guerra comercial China-Estados Unidos),
  2. una demanda de vehículos en China más débil y
  3. un panorama económico cada vez más oscuro en el horizonte macroeconómico mundial.

Si se suman los planes de despido de recursos humanos de distintas automotrices con sede en Alemania, el número alarma: 30.000. 

Audi, por ejemplo, dijo que necesita despedir unos 9.500 empleados, Volkswagen habló de 5.000, lo mismo que Continental, el proveedor de autopartes. Bosch apunta a recortar más de 2.000 puestos.

Audi - Mercedes-Benz
Bigstock

Según el especialista en la industria automotriz Ferdinand Dudenhöffer le dijo a TheLocal.de, el sector en Alemania actualmente emplea a 800.000 personas y “eliminará 250.000 en la próxima década”.

Todos los fabricantes, Daimler incluido, están luchando para prepararse para las nuevas y estrictas normas de emisiones de la Unión Europea, que entrarán en vigencia en 2020 y que está forzando a las marcas a acelerar hasta el límite la costosa mutación a la movilidad eléctrica de cero emisiones e híbridos enchufables.

Mercedes-Benz y China

Buena parte de Daimler es propiedad de compañías asiáticas. En julio pasado, se conoció que el fabricante chino de automóviles BAIC compró una participación del 5% en la compañía propietaria de la marca Mercedes-Benz.

Implicó la adquisición de unos US$ 2.800 millones en acciones.

Teniendo en cuenta que el mayor accionista de Daimler es el multimillonario dueño de Zhejiang Geely Holding Group, Li Shufu, la transacción elevaría hasta el 15% la propiedad china en el fabricante de automóviles de lujo más grande del mundo.

Sigue a @PabloPetovel

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.