El marketing de eventos: la cereza del pastel de una buena campaña de comunicación

Intenta visualizar una campaña de comunicación como un rico pastel compuesto por diversos ingredientes que ayudan a darle forma y sabor, con el objetivo que guste tanto a los consumidores, que quieran comprar más y más, y que lo recomienden entre sus amigos y familiares.

Es cierto que se habla mucho sobre las campañas de comunicación y de cómo hacerlas más eficientes. Sin embargo, muchas empresas se consideran buenas en este tema, pero la verdad es que solamente pocas compañías manejan su comunicación a niveles satisfactorios. La comunicación interna y externa de una empresa es ya una necesidad diaria en el mundo de los negocios, ya que es requerida para que cualquier empresa pueda operar y funcionar.

El realizar un evento corporativo y reunir a diversos públicos es un valor agregado para cualquier campaña de comunicación, ya que es una herramienta efectiva que te da la oportunidad de tener un acercamiento y un relacionamiento directo con diversas audiencias; te permite brindar y obtener información relevante para tu negocio.

Es importante tomar en cuenta que un evento tiene como objetivo generar negocios, y esto se logra a través de:
a) Presentar o promover un producto o servicio
b) Capacitar al personal para que estén más preparados y trabajen mejor y de esta manera generar mayores negocios
c) Motivar al personal a través de eventos de “Team Building” con el fin de lograr mayor pertenencia a la empresa, es decir, que amen “la camiseta”

Un evento “per se” tiene que tener su propio plan de comunicación que incluye a detalle el qué, el en dónde y el qué comunicar a los asistentes. De hecho, se recomienda que dentro de tu gran evento, generes eventos especiales para públicos específicos y así podrás sacar mayor provecho de tu inversión.

Por ejemplo, en un lanzamiento de un nuevo producto, se puede llevar a cabo un evento especial para tus empleados el primer día, el segundo día para distribuidores a la hora de la comida, aprovechar la mañana para dar una rueda de prensa para que los medios de comunicación tengan la información de primera mano y anticipada y ayuden así a reforzar externamente tus mensajes, y aprovechar la noche ofreciendo un cóctel a clientes actuales y potenciales. De esta manera, sacas el mejor provecho de la inversión en escenografía, montaje, video, recinto, etc…

Tomemos en cuenta que un evento es una actividad gratificante y divertida y a menudo una de las experiencias más memorables e impactantes para una marca; por lo que es fundamental que cuando empiezas a planear tu evento, definas cuidadosamente los objetivos y metas que quieres lograr. Los eventos te permiten explotar la creatividad al máximo y te dan la oportunidad de generar nuevas ideas, soluciones y acercamiento de diversos públicos con tu producto ó servicio.

Crear una campaña de expectativa previa a tu evento ayuda a generar mayor interés. Hoy en día las redes sociales y las herramientas digitales nos pueden ayudar enormemente a transmitir textos, gráficos y videos: antes, durante y después del evento. Actualmente podemos relacionarnos de manera digital con millones de personas y los eventos nos dan la oportunidad de relacionarnos físicamente con cientos y hasta miles de personas. La combinación de ambos tipos de relacionamiento nos dan como resultado la generación de más y mejores negocios.

La retroalimentación por parte de los diversos asistentes a tus eventos pueden ayudarte a analizar el nivel de satisfacción de los clientes y a detectar mejoras que se pueden realizar a tus productos y servicios. Las redes sociales alrededor del evento, nos ayudan también a tener una retroalimentación inmediata y una promoción extendida basada en las recomendaciones, por lo que es vital contar con un organizador de eventos que sepa cuidar de cada detalle y que te ayude a ser el mejor anfitrión para que los asistentes se vayan felices y con mensajes relevantes y memorables.

Desde los hashtags que utilices en las redes sociales, la creatividad y contenido que plasmes, y hasta el nivel de hospitalidad que proporciones el día del encuentro, son factores que pueden significar el éxito de tus esfuerzos y de esta manera, el evento se convierte en la cereza del pastel de tu campaña de comunicación.