Durante 2019, ¿en qué medida cambiará el uso de tecnología al marketing digital?

tecnología
Foto: Bigstock

Eventos como el CES 2019 cambian la experiencia de trabajo de los mercadólogos, agencias y compañías de tecnología. Muchas de ellas acuden a este tipo de congresos para conocer cuál será el mayor cambio dentro de la industria, en cuanto a tecnología se refiere.

Es aquí donde las tendencias cobran mayor importancia: saber qué tipo de sector será potenciado y sobrealimentado, el uso de nuevos dispositivos a favor de algunos segmentos, ¿qué se puede aprovechar por parte de los comercios? Etc., son algunas de las hipótesis y preguntas principales que llegan a presenciarse y escucharse.

De hecho, en esta ocasión resuena más el avance por la tecnología 5G. Además de las ventajas sobre la tecnología de búsqueda por voz y otras nuevas experiencias de consumo a través de Realidad Virtual (VR) e Inteligencia Artificial con realidad aumentada (AR).

¿Realmente importan más los gadgets

Hay que decir una realidad: el futuro del marketing digital no depende tanto de los gadgets. La tecnología, las herramientas y los dispositivos serán, por supuesto, una gran pieza que cobrará importancia, pero en estos momentos, en lo que se necesitan pensar las empresas, es en la conexión.

S bien hay más asistentes de búsqueda de voz, uso de realidad aumentada, la recomendación es actuar con base en estos criterios para tener mejores herramientas que ayuden al trabajo cotidiano. Se tiene que pensar en su utilidad para tener un futuro más productivo.

Mientras más soluciones tengamos, las rutinas de trabajo serán más fáciles. Por el momento, ya estamos en un momento donde las compras se hacen en un punto y se terminan en otro; es decir, ya se pueden comprar automóviles desde Internet (Tesla), evitando problemas con los concesionarios y otros vendedores.

Aprovechando la tecnología para crear la próxima gran innovación 

Históricamente, la tecnología es utilizada para tener un bien mayor de la sociedad: ayuda a resolver problemas y si bien observaremos cómo evolucionan las tecnologías el enfoque más óptimo que se le puede dar, al menos en marketing digital, está en la convergencia y conectividad.

Según Frontier, hoy el IoT (Internet of Things) tiene a su disposición más de 50 mil millones de cosas conectadas para 2020. Comparado con la población mundial, 7.7 mil millones de personas, representa un incremento donde los consumidores estarán literalmente inundados de conectividad constante, con un mar de opciones cuando se trata de utilizar productos y servicios conectados.

Lo que se necesita ahora por parte de las firmas es analizar cómo se vincula la nueva tecnología con los productos existentes. Por ejemplo, se puede aprovechar en eCommerce con dispositivos inteligentes, bajo la premisa de crear mejores experiencias a los consumidores.

Las marcas ganadoras desarrollarán sus productos para ofrecer compatibilidad con varias plataformas, permitiendo, en última instancia, al usuario organizar su experiencia cotidiana en todos los ámbitos.

Utilidad para un futuro más productivo

Las personas de hoy están buscando utilidad y soluciones más rápido que nunca. Y no solo en esa situación sino en un volumen mucho más alto. Estamos viendo datos más profundos que permiten el aprendizaje automático para mejorar la experiencia. Con nuevas formas de contar historias a través de tecnología emergente, como buscadores de voz, VR, AR y automatización, la tecnología se pone a disposición del trabajo de las marcas.

El papel de los especialistas en marketing es determinar cómo los datos pueden habilitar la personalización, el intercambio de valores y experiencias significativas para los consumidores.

Hay tres facetas con la tecnología desempeñando un papel clave:

Las marcas pueden contar historias en todas las plataformas y dispositivos, al mismo tiempo que permiten una experiencia del consumidor sin precedentes.

Alimentado por la interconexión entre dispositivos, las llataformas que utilizan el aprendizaje automático pueden saber en mayor o medida cuáles son las preferencias de los consumidores. Pueden conocer mejor a los consumidores.

Comprender cómo la tecnología, las ideas, los nuevos comportamientos, las tendencias, los productos y servicios, y las interacciones trabajarán juntos y la vida diaria de energía será crucial para construir conexiones verdaderas entre los consumidores en el futuro.