Marketing de masas, ¿es vigente? Ventajas y desventajas

Si bien la tecnología, el uso de big data, la estratificación de segmentos poblacionales y demás posibilidades del marketing digital están ofreciendo alternativas mucho más efectivas en la actualidad, lo cierto es que se siguen desarrollando acciones de marketing de masas para los medios de comunicación tradicionales y siguen garantizando amplios volúmenes de ventas, por ejemplo, a través de los mensajes.

Se trata en muchas ocasiones de la promoción de productos que a fin de cuentas tienen costos de producción bajos dadas las grandes cantidades de ejemplares que se editan, pero que requieren también del soporte de grandes capitales que puedan hacer inversiones económicas importantes para insumos y modos de producción.

En 2017, las ventas de productos de una empresa como Procter & Gamble generaban unos 65 mil 100 millones de dólares y este es un tipo de compañía que, por la naturaleza de los productos y por su capacidad de generación en grandes cantidades, hace uso efectivo del marketing de masas.

La radio, la televisión y medios impresos son el vehículo para exponer mensajes publicitarios y a sectores poblacionales amplios. Un estudio de Statista estima que el gasto publicitario en México será de alrededor de 4.21 mil millones de dólares en 2018.

Las acciones de marketing de masas ofrecen grandes cantidades de espectadores, o al menos grandes números de personas que se exponen a anuncios o mensajes de distinta naturaleza, lo que en muchos casos logra resultados exitosos, pero genera también la incertidumbre de no tener certeza de quién sí observó el anuncio.

Y es que, si se toma en cuenta que el marketing digital y las métricas, el big data y las posibilidades de segmentación de mercados que ofrecen, por ejemplo, las acciones de marketing para usuarios de dispositivos móviles, podremos darnos cuenta de   las  permiten

La publicidad digital prevé gastos por unos 17 mil millones de dólares en 2018 en México -según datos de Statista y El Economista-, por lo que puede observarse un importante crecimiento del terreno digital.

Y es que el terreno digital es capaz de acumular varias de las ventajas del marketing de masas, como el abaratamiento de costos para llegar a grandes públicos, pero con la capacidad de medir resultados e identificar a usuarios con base en sus hábitos de navegación, por ejemplo, para así saberlos impactar.