Los vinos para este verano

Esta semana están empezando oficialmente el periodo vacacional de las escuelas y con ello algunos viajes, época de calor, comidas, convivencia familiar, etc.

Cuando estamos de vacaciones muchas veces nos enfrentamos al dilema de qué vino será el que debemos de tomar, no importa si nos quedamos en casa o salimos de viaje este verano, pero lo que es un hecho es que esta es la temporada de calor y vamos a tener un cambio en las tendencias de consumo del tipo de vino en esta época.

Para esta época de calor me quiero enfocar principalmente a los vinos ideales para estas temperaturas altas por lo que vamos a hablar principalmente de los vinos blancos y vinos rosados.

Algo que tienen en común los vinos blancos y los vinos rosados tiene que ver con la temperatura de servicio, ya que ambos se sirven fríos y esto es algo ideal precisamente en esta temporada y los momentos de convivencia que se generan en el verano.

Vinos blancos: dentro de los vinos blancos tenemos una amplia gama de opciones, que pueden ir desde vinos secos o dulces, con mayor o menor acidez, con o sin barrica, etc.  Lo que es un hecho es que los vinos blancos son ideales para tomarse fríos en esta época de calor y se pueden disfrutar solos o bien acompañando una comida. Los vinos blancos son ideales para acompañar pescados, mariscos, carnes blancas no muy condimentadas, etc.

Vinos rosados: estos tipos de vinos están tomando mucho auge en esta época de calor y la razón es porque combinan de cierta forma lo mejor de dos mundos vino blanco y vino tinto. Independientemente de la forma en la que se produce el vino rosado (clarete, sangrado, etc.) tenemos la frescura y temperatura de servicio de un vino blanco, pero cierta presencia de una tanicidad propia de los vinos tintos, lo cual nos amplía las opciones de maridaje, no solo a los platillos del vino blanco, si no también agregar mariscos, platillos un poco más complejos como pato, sushi, etc.

Aunque los vinos blancos y rosados serían los ideales para este verano, no quiero dejar de mencionar dos opciones adicionales de vinos que son ideales también para esta época:

Vinos espumosos: este tipo de vinos no solo son para celebrar, con los espumosos podemos pasar un rato muy agradable que puede empezar con mimosas en la mañana, hasta acompañar comida compleja como podría ser un mole poblano. Estos vinos se toman también fríos y son muy agradables para limpiar el paladar y poder disfrutar una comida

Vinos tintos: para los amantes del vino tinto, yo recomendaría que se enfocaran en vinos tintos jóvenes, los cuales no tienen paso por barrica y tienen un perfil más frutal. Este tipo de vinos se pueden enfriar un poco y tomarlo de 12 a 14 grados de temperatura, ideal para una hamburguesa, carne, pollo, etc.

En resumen, no importa en donde van a estar, ya sea en la alberca, en su casa, en la playa, etc. Lo importante es pasar los momentos agradables con un buen vino, siempre acordándonos que el mejor vino es el que se comparte.

 

¡Salud!!