Los SI y los NO en una entrevista de trabajo

Los SÍ y NO en tu entrevista de trabajo

Santiago, Chile.- El tiempo avanza, las modas cambian, la actitud con los jefes suele ser más relajada y el ambiente de trabajo también. Sin embargo, a la hora de enfrentarte a una entrevista de trabajo, es necesario considerar algunos puntos de formalidad que, lo quieras o no, darán a tus entrevistadores la primera impresión, instancia fundamental para tu contratación.

Más entradas relacionadas:

5 frases que no debes decir en una entrevista de trabajo

Los colores adecuados que debes vestir para tener éxito en una entrevista de trabajo

4 asertivas respuestas cuando no sabes qué decir en una entrevista de trabajo

Los Si

Investiga sobre la empresa, sus logros y fracasos, su misión y su visión, sus autoridades y

Debes llegar por lo menos quince minutos antes de la entrevista. Para ello, es necesario revisar con anterioridad el camino que se realizará, si vas en automóvil o en transporte colectivo y cuánto tiempo te tomará llegar, aún si surge algún imponderable. Llegar tarde siempre será una pésima señal para cualquier persona.

Saluda con respeto y cordialidad a todos, desde el portero, la secretaria, hasta a quien te entreviste. Esta es una regla de educación básica que va más allá de una entrevista, pero si estás nervioso podrías olvidarlo.

Vístete en forma apropiada. Eso quiere decir, con buen gusto y cierta formalidad. No importa que el lugar esté lleno de excéntricos- Si es así, elige alguna prenda más bien clásica y combínalo con otra menos formal.

Actitud no verbal abierta. Apretón de manos sincero, mirada a los ojos, brazos sin cruzar, palmas a la vista. Estas son actitudes que provocan confianza en el interlocutor.

Escucha y responde sin rodeos. Cuando te pregunten algo, sé cordial y específico/a en la respuesta, pero no te lances a contar historias largas, por muy entretenidas que sean.

No tengas miedo a preguntar. Si no te queda claro lo que quieren de ti, pregunta, sin miedo. De esa forma se demuestra interés.

Los NO

No mientas. “Es más fácil atrapar a un mentiroso que a un ladrón” dice una frase sabia. No agrandes tus logros, ni mientas. Tarde o temprano se descubrirán y aunque no lo hagan, es una mala práctica para tus nervios.

No te muestres negativo/a. Comentarios sobre lo mal que está el país, el gobierno o tu antiguo empleador pueden estar bien para una reunión social, pero para una entrevista de trabajo sólo muestran el aspecto negativo de tu personalidad.

No te muestres desesperado/a.  Por mucha capacidad que tenga un postulante, una actitud desesperada hace que el entrevistador le pierda el respeto o piense que tomaría cualquier trabajo, cambiándose apenas le ofrezcan algo mejor.

Finalmente. POR FAVOR, no chatees o respondas el teléfono en medio de la entrevista. (Mucha suerte)

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299