Los peores autos que se pueden comprar, según Consumer Reports

Imagen: Bigstock

La industria automotriz vive momentos turbulentos debido a las fricciones que se han presentado en los últimos meses, sin embargo, no deja de ser rentable, al final, la gente sigue necesitando autos nuevos.

Los datos lo demuestran, el año pasado se vendieron aproximadamente 75 millones de unidades en todo el mundo, y proyecciones de Scotiabank indican que crecerá a 77 millones 730 mil unidades esperadas este 2017.

Esto motiva a que las marcas automotores inviertan año con año en nuevos modelos, concept cars y, con ello, importantes campañas de marketing y publicidad para posicionar sus vehículos en la mente de los consumidores, ya lo vimos en dos grandes eventos recientemente.

Pero, no todos los modelos y marcas que salen al mercado cumplen con la expectativa del automovilista, más aún, algunos son reprobados por los distintos organismos encargados de evaluar factores como confiabilidad, calidad, respuesta, eficiencia, entre otros.

Si bien, es difícil que salga al mercado un vehículo que sea realmente malo y represente un riesgo para el automovilista, sí hay modelos que no cumplen con parámetros como para ser recomendados para su compra.

De acuerdo con evaluaciones de Consumer Reports, estos son algunos modelos que es preferible evitar comprar este 2017:

Mitsubishi Mirage. Diseñado para ser un subcompacto económico, entre sus deficiencias se señalan que el motor vibra demasiado, su manejo de pobre y no tiene buena aceleración.

Imagen: Bigstock
Imagen: Bigstock

Fiat 500L. La versión ‘larga’ del 500, conserva una estética similar, aunque con algunas claras diferencias en cuanto a motor y dimensiones. Pero, pese a ser un auto relativamente amplio (para ser compacto) no es muy cómodo para el conductor y los pasajeros. Su punto en contra más importante es que recibió baja puntuación en cuanto a seguridad en carretera.

Imagen: Bigstock
Imagen: Bigstock

Chrysler 200. Un sedan con un diseño llamativo y un motor poderoso -de los mejores en la categoría-, pero que tampoco es cómodo, su conducción es rígida y, de acuerdo con el reporte, cuenta con una caja de velocidades con poca confiabilidad.

Imagen: Bigstock
Imagen: Bigstock

Toyota Tacoma. Pese a tener buenas calificaciones en pruebas de terrenos difíciles y funciones de seguridad destacadas, recibe críticas al aislamiento de la cabina de pasajeros y la calidad de conducción.

Imagen: Bigstock
Imagen: Bigstock

Dodge Journey. A esta SUV se le critican dos características que todo vehículo de su segmento debería cumplir: el espacio y agilidad de respuesta en el manejo. Además, en seguridad no recibió buena puntuación, pues las pruebas de choque no fueron satisfactorias.

Imagen: Bigstock
Imagen: Bigstock

Mercedes-Benz CLA. Una de las marcas de lujo más confiables, pero no es perfecta, ya que este modelo recibió baja puntuación en calidad de conducción y se señala que su interior es demasiado austero, ambos factores por debajo del nivel de la automotriz alemana.

PARIS FRANCE - AUGUST 8 2014: Motor car Mercedes-Benz C117 CLA-class in the city street.
Imagen: Bigstock

El mercado automotriz es muy diverso, hay un gran número de marcas que compiten para atraer a los clientes. Este tipo de datos son útiles para que las marcas sepan qué rubros mejorar para hacer mejores autos, mientras que para el consumidor, es una ayuda para decidir por una opción que cumpla con sus necesidades y expectativas.

Cabe destacar que las ventas que han alcanzado las marcas automotrices fueron lideradas por las marcas Toyota, Volkswagen y General Motors, según cifras proyectadas por el portal web Statista.