El día llegó. Hoy por la noche se estrena la octava y última temporada de Game of Thrones, serie que ha logrado llamar la atención de las audiencias alrededor del mundo y que para HBO se ha convertido en una de sus producciones más rentables.

Cuando la serie se estrenó el 17 de abril de 2011, es muy probable que la empresa detrás de la misma no imaginará el potencial que serie con serie ganaría su ahora exitosa producción, misma que vi crecer de manera rápida las cifras de audiencia convirtiéndola en un negocio altamente rentable.

Tan solo en Estados Unidos, la primera tuvo 9.3 millones de espectadores; la segunda, 11.6; la tercera, 14.4; la cuarta, 19.1; la quinta, 20.2; la sexta, 25.7 y la séptima, 32.8 millones de fans.

En este mismo sentido, se estima que el 0,13 por ciento de la población mundial observó la séptima temporada al momento de su estreno (10,2 millones de espectadores).

La trama y su proyección en pantalla tuvo mucho que ver en la rápida aceptación de dicha historia, realiza que no hubiera sido posible sin las grandes inversiones que HBO hizo para materializar el gran Juego de Tronos.

En este sentido, se estima que la casa productora destinó hasta 15 millones de dólares en promedio para cada episodio de la octava temporada, lo que busca es tener un producto visualmente impresionante. Para hacer una comparación, series como The Walking Dead (de AMC) estiman entre 4 y 5 millones de dólares por episodio.

Lo que gana HBO

Toda esta inversión parece dar buenos resultados y algunos resultados, más allá de las audiencias y relacionados con la exposición mediática así como con los ingresos para la casa productora.

Para muestra basta un botón. Hasta finales de 2017, los ingresos de HBO registraron un incremento de 13 por ciento para llegar a los 1,6 mil millones de dólares, con aumentos de doble dígitos en los ingresos de suscripciones (12 por ciento) y contenido (14 por ciento). 

Con esto en mente, se estima que los ingresos anuales de HBO  aumentaron en 500 millones tras el lanzamiento de Game of Thrones.

Las ganancias también se han reportado de manera indirecta y para darnos una idea, basta con revisar la exposición en medio que ha logrado la serie, con su octavo y anteriores temporadas.

Un reporte entregado por Twitter da luz al respecto. Si se consideran todas las temporadas, las personas han twitteado sobre el programa más de 200 millones de veces. Así se prevé que la séptima temporada es la que cuenta con la mayor cantidad de tweets, con más de 23 millones. Y tan sólo en 2019, hubo más de 15 millones de tweets sobre el programa.

DE igual manera, el éxito de la serie se dibuja en el interés que las audiencias expresan vía Google. La siguiente gráfica muestra la ganancia para HBO en términos de intereses sobre algunos de sus competidores más fuertes:

Con estas cifras no cabe duda que Game of Thrones es una de series más exitosas en términos de negocio dentro del mundo de entretenimiento actual, situación que podría ser aún más evidente con la última entrega de su serie que llega esta noche y que se convertido en uno de los principales temas de conversación a nivel mundial.