Los muertitos del 2015

@morawar

Cuando termina un año se hace un análisis de lo que pasó en ese periodo, lo bueno y lo malo, lo escandaloso y lo que tuvo interés en el mundo de las noticias nacionales e internacionales.

Y dentro de este recuento que se repite cada fin de año, también se recuerda a los fallecidos en los pasados 365 días. Personajes famosos en diferentes campos: en el entretenimiento, deporte, la política, etc.

Personajes que en su momento dieron de qué hablar por su fama o por sus acciones.

Anita Ekberg , Leonard Nimoy, El Hijo del “Perro Aguayo”, B.B. King, Ma. Elena Velasco “La India María, Christopher Lee, Wes Craven, Günter Grass, Ninón Sevilla, Eraclio Zepeda, Jacobo Zabludovsky y Scott Weiland, entre muchos otros, dejaron el mundo de los vivos en este 2015.

Pero no fueron los únicos fallecidos en este año que termina. Hay otros que han muerto, o están a punto de “estirar la pata”. Aquí un pequeño listado:

1.- La publicidad en los comerciales de TV:
Si no está muerta totalmente, parece ser que tiene una enfermedad terminal que la está ayudando a consumirse poco a poco, y esta se llama “Video Ads”. You Tube, Facebook, Bing y Google, entre otras plataformas de Social Channels, ya le ofrecen a los anunciantes esta opción de anunciarse en video, en la que los usuarios le están otorgando una mayor aceptación, ya que ellos ven lo que quieren o necesitan en la red, en las múltiples posibilidades que ofrece el internet, y el zapping es un comportamiento habitual y normal entre estos mismos usuarios.

2.- Los sitios web convencionales:
Las empresas ya no se dan el lujo de “dormirse en sus laureles” y esperar a que a su público le interese su marca nada más por entrar a su portal. Ahora más empresas se dan cuenta de las ventajas de ser visible en la red gracias a apps (o aplicaciones) dedicadas específicamente a sus marcas. Estas apps pueden hacer todo lo que hacen los sitios web, con excepción de que éstas son más convenientes para interactuar con el consumidor.

3.- Publicidad en SEO (Search Engine Optimization) y PPC (pay-per-click) como herramientas para captar nuevos públicos:
Estas populares estrategias están siendo sustituidas por la nueva ola de los asistentes digitales, como Siri y Cortana, que de hecho usan las herramientas de búsqueda tradicionales, pero solamente cuando es necesario para encontrar información. La clave que buscan las empresas está en asegurarse que la información de las marcas y/o de sus productos es fácilmente accesible para la gente en lugar de nada más enviarlos al sitio de la empresa. Este hábito está (o debe estar) muerto también.

4.- La publicidad en línea “barata”:
La publicidad en esta modalidad, en línea, deja de ser ese medio “barato” y que atraía las miradas de las empresas por la misma moda que esta implicaba y que la relación entre los precios bajos y una alta respuesta era muy atractiva. La alta respuesta se mantiene y mantendrá, pero los precios van para arriba.
El aumento en la demanda se incrementa y así lo hacen también los precios. Todos ya buscan un espacio en la red, desde las pequeñas hasta las grandes empresas, y por más grande que sea el ciberespacio, los proveedores de los espacios publicitarios en la red están y estarán haciendo su “agosto” (debido también a otros “muertitos” que se están dejando en el camino de la antigua forma de hacer mercadotecnia).

Estos son solo algunos de los que se nos van este 2015 en el mundo de la mercadotecnia a nivel mundial.

Cantemos “Las Golondrinas” para ellos y para el 2015 que se nos murió también.

A los lectores, que tengan un feliz 2016 lleno de mucha salud y de mucho trabajo.

 

Compartir
Artículo anteriorTendencias 2016 de marketing para tu PYME
Artículo siguientePR Newswire tiene nuevo dueño
Director de Publicidad y Comunicación del CECC Pedregal. Master en Producción Audiovisual de la Universidad Complutense de Madrid, egresado de la Licenciatura en Publicidad del CECC Pedregal y Diplomado en Mercadotecnia por la UIA. Productor de campañas en CONAGUA. *Las columnas de opinión reflejan el pensar individual y gustos personales de los columnistas, los cuales no necesariamente son compartidos por el equipo Merca2.0.