Los medios siguen sin poder recuperar el terreno ganado por Google y Facebook… y Netflix

Imagen: Bigstock

Es un hecho que la inversión en publicidad por parte de las marcas es una forma de posicionar sus productos o servicios en la mente de las audiencias, de ahí que sea importante identificar en qué medio o canal es el más ideal para anunciarse.

Sólo para este año, se estima que el el gasto global de publicidad ascenderá a unos 192 mil millones de dólares, según datos proyectados en Statista. Y, sin duda, los medios son una de las ventanas principales para invertir, sin embargo, los llamados ‘tradicionales’ (TV, radio, impresos) han perdido relevancia.

Al menos así lo muestran los datos, pues el año pasado los medios digitales ya registraron mayor inversión que la televisión, y este mundo es dominado por cinco grandes tecnológicas, donde Google y Facebook resaltan por acaparar la mayor parte.

Esta tendencia ha impactado de manera importante a los medios tradicionales, ya que no logran recuperar la relevancia que tenían hace algunos años que, si bien no dejan de ser parte importante en los presupuestos de publicidad y mercadotecnia, está claro que cada día perderán más terreno.

Lo anterior pese a que han buscado formas de conservar atractivo tanto para las marcas como para las audiencias, grandes medios como CNN, NBC, USA Today, The New York Times, The Economist, BBC, El País, El Mundo, entre otros han hecho esfuerzos a través de las multiplataformas, incluir el digital y mobile, unos incluso han apostado por contenidos en VR (realidad virtual), pero parece que no es suficiente.

Según diversos reportes, algunos de los medios citados como El País, El Mundo, y el New York Times han registrado una disminución de sus ingresos entre 15 y 20 por ciento, en todos los casos con una robusta estrategia digital, algo que atrae publicidad, pero según especialistas, aún no al ritmo que decae el consumo en medios impresos.

En la televisión pasa un efecto similar, en el caso de medios noticiosos se da la situación que viene en Estados Unidos, donde la postura del presidente Donald Trump y su estrategia de denostar a la prensa y su iniciativa de llevar su comunicación a través de las redes sociales donde Twitter es su principal arma, pero la acaba de reforzar con un noticiero transmitido por Facebook.

Las proyecciones no son muy alentadoras, según un reciente reporte de la News Media Alliace (NMA), el efecto Google y Facebook seguirá impactando en la inversión publicitaria a nivel Estados Unidos y global.

Es claro que la evolución de los hábitos de consumo de información y entretenimiento siguen afectando a industrias que tardaron en darse cuenta de esto, el efecto Netflix es otro ejemplo de cómo las audiencias siguen cambiando viejos modelos de consumo por uno en el que tienen un mayor control.