Una desbandada para Android comienza a gestarse en China. De acuerdo con Global Times, los principales fabricantes chinos de smartphones podrían estar en planes de independizarse de Android gracias al nuevo (y aún no lanzado) sistema operativo de Huawei.

De acuerdo con lo reportado por el medio, Vivo y OPPO han enviado a su homólogo Huawei una serie de equipos para probar el nuevo sistema operativo desarrollado por esta última marca, misma que en meses recientes ha padecido el veto de diversas firmas estadounidenses ante las presiones del gobierno de Donald Trump.

Las tres líderes

Como consecuencia de este movimiento político, Google anunció que a partir de agosto próximo dejará de dar soporte a los dispositivos de Huawei con su sistema operativo Android, lo que orilló a la firma china a acelerar el proceso de desarrollo de su propio software, el cual podría llamarse HongMeng.

El envío de smartphones para probar el nuevo sistema operativo, hace evidente la ganancia de aliados para Huawei, mientras que para Google y Android supondría una perdida interesante en el market share a nivel mundial.

En conjunto, Huawei, Vivo y Oppo poseen el 71 por ciento del mercado de móviles en China al ubicarse como las tres marcas más utilizadas en aquel territorio.

Hasta el primer trimestre de 2019, Huawei alcanzó el 34 por ciento del mercado, Vivo tuvo 19 por ciento y Oppo hizo lo propio con el 18 por ciento, según datos de Counterpoint.

Pérdidas para Android

La posible independencia de las marcas chinas resulta interesante para Google si consideramos que hasta diciembre del año pasado, Android contaba con una participación del 73.24 por ciento del mercado de sistemas operativos móviles en China, de acuerdo con datos de StatCounter.

Para este año, según cifras de Statista, se espera que existan 748 millones de usuarios de smartphones en China. Al tomar en cuenta las cifras anteriores, cerca de 531 millones 080 mil usuarios chinos de Android podrían mudarse al sistema operativo de Huawei.

Con 2 mil millones de terminales activos funcionando con Android (a decir de la propia compañía) a nivel mundial, la pérdida de los fabricantes chinos que dominan el 71 por ciento del mercado en su país de origen supondría perder el 26.5 por ciento del total de terminales que operan bajo el OS de Google en el mundo.

La cifra escalaría a otras dimensiones si a estos tres fabricantes se sumaran otros fabricantes chinos como Xiomi, One Plus o ZTE.

En este juego, Google podría perder aún más si consideramos que nivel mundial cinco de las marcas de smartphones más vendidas en el mundo son chinas.

Tecnológicas estadounidenses ¿las que más pierden?

La guerra comercial podría resultar más costosa para las empresas estadounidenses que para las marcas chinas.

Aunque es cierto que el mundo no es China y China no es el mundo, la realidad es que resulta interesante ver el mercado potencial de usuarios online que posee la nación asiática en comparación Estados Unidos, tierra madre de una gran parte de las empresas de nueva generación.

En la actualidad, cifras de Statsita indican que en la Unión Americana existen cerca de 59 millones de habitantes -de los que pueden ser considerados como usuarios offline y que, por tanto, son un mercado potencial para las grandes empresas tecnológicas. En China esta cifra alcanza los 676 millones. La explicación podría ser la población total de cada país; sin embargo, cuando se ve en porcentajes tenemos que la población offline en China representa poco más del 96 por ciento de los habitantes totales, mientras que en Estados Unidos hablamos sólo del 22 por ciento del total.

loading...