Los autos eléctricos tienen un serio problema con el clima, ¿detiene la revolución automotriz?

Un informe de la AAA precisó que en condiciones climáticas extremas referentes al frío, la autonomía de los autos eléctricos se reduce en un 40 por ciento

autos
Imagen de Bigstock
  • Ante climas extremos, los autos eléctricos presentan bajas en su autonomía

  • Usuarios de estos vehículos se quejaron en redes sociales de este hecho

  • Para la década entrante se espera una revolución industrial en este sector

Proyecciones de Transparency Market Research señalan que para este año, el valor del mercado de vehículos eléctricos en Estados Unidos será de 271.67 mil millones de dólares.

A su vez, datos de Statista indican que para 2021 la producción de autos eléctricos en el vecino país del norte será de 3 mil 58 unidades, siendo el segundo productor; sólo por encima estará China con una fabricación de 6 mil 843 unidades.

Por lo que la competencia del sector automotriz estará orientado hacia este segmento, al igual que al híbrido y el autónomo, en los dos primeros casos, impulsados también por las políticas de algunos países en los que se prohibirán vehículos de combustión interna.

Sin embargo, un reciente estudio elaborado por la asociación norteamericana de ayuda al automovilista AAA, sostuvo que el frío intenso puede agotar las baterías de los autos eléctricos, lo que reduce temporalmente su autonomía en más del 40 por ciento cuando se utiliza la calefacción.

En tanto, precisó un reporte de AP, los dueños de este tipo de unidades se quejaron en redes sociales sobre la reducción del rendimiento así como congelación de las manijas de las puertas durante la ola fría.

Dentro del informe se concluyó que las temperaturas elevadas también pueden reducir la autonomía, pero no tanto como el frío. El rango regresa a lo norma en temperaturas más cómodas.

“Siempre y cuando los automovilistas entiendan que existen limitaciones cuando se operan coches eléctricos en condiciones más extremas, es menos probable que se vean sorprendidos por una baja inesperada en la autonomía”, detalló a la agencia informativa, Greg Brannon, director de ingeniería de automóviles para la AAA.

La asociación probó los modelos BMW i3s, Chevrolet Bolt así como el Nissan Leaf de los modelos 2018 y los modelos 2017 del Tesla Model S 75D y el Volkswagen e-Golf. Todos tienen una autonomía de por lo menos 160 kilómetros por carga; las pruebas fueron realizadas en un dinamómetro en condiciones de temperatura controlada.

Dentro de las temperaturas, se hicieron pruebas a -6.7 y 35 grados Celsius. En lo que refiere a la temperatura de frío, el alcance bajó 12 por ciento sin aire acondicionado y un 41 por ciento con aire acondicionado.

En tanto, en el calor, el alcance disminuyó 4 por ciento sin aire acondicionado y 17 por ciento con aire acondicionado.

De igual forma, el estudio determinó que la autonomía del Tesla con carga completa a 24 grados Celsius fue de 385 kilómetros, pero a 38 grados bajó hasta los 146 kilómetros.

Por su parte, refirió AP, Tesla no reconoció las conclusiones de AAA, la firma de Elon Musk precisó que basado en los datos recolectados de sus coches en los caminos: “el usuario promedio de un Model S no sufre una declinación en la autonomía como esa”.

La firma señaló que el alcance bajó un uno por ciento a 35 grados Celsius, sin embargo, en condiciones de frío extremo, no relevó datos.