Lo que debes saber sobre la salida de EU del TPP

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés) fue firmado en febrero de 2016 por 12 países que en conjunto representan el 40 por ciento de la economía mundial, entre ellos México.

Se trata de una de las principales políticas que rigieron la administración del presidente Barack Obama, quien dedicó alrededor de siete años para concretar su negociación y con el que hoy el Primer Mandatario Donald Trump rompió relación.

Trump cumplió esa promesa respecto a lo que haría los primeros 100 días en la Casa Blanca, lo que informó en noviembre del año pasado, en un video subido a YouTube, Twitter y Facebook.

Voy a emitir una notificación de intenciones para retirarnos del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, un desastre potencial para nuestro país. En su lugar, negociaremos acuerdos comerciales bilaterales justos que devuelvan los empleos industriales a orillas de América

En el TPP ahora sólo quedan Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, lo que afecta directamente a la nación mexicana, pues se debilitan las cadenas productivas entre EU, Canadá y México, aminorando los esfuerzos de diversificación de los mercados existentes, más cuando el Tratado de Libre Comercio (TLC) pende de un hilo.

Trump sostiene que la pérdida de empleos de fábrica en el país de las barras y las estrellas se debe a acuerdos comerciales como el TLC y el TPP, por lo que la salida de su país derivaría en acuerdos individuales con las naciones antes mencionadas, sin garantía de que esto no afecte a México.

“Lo que acabamos de hacer es una gran cosa para los trabajadores estadounidense”, dijo, mientras firmaba el decreto en el Salón Oval de la Casa Blanca.

La firma del decreto de hoy en EU es meramente representativa, ya que no había sido ratificado por el Senado y era poco probable que ocurriera ante la postura del Presidente estadounidense.

Concretamente, para México el panorama no es alentador, pues Trump está cumpliendo una de sus promesas previo a tomar el poder y recordemos que también juro que habría un muro, el que pareciera que se está formando ya de manera comercial.

también adelantó que el TLC beneficiará a EU y no a naciones como México, que deportará a los millones de migrantes que habitan en la nación americana, entre otras promesas que afectan directamente a las industrias.

Y cabe mencionar que los países que integran el TPP abarcan el 13.5 por ciento de la economía mundial, de acuerdo con el Banco Mundial.

Este decreto representa un “golpe” directo a las relaciones comerciales con México, que también dependen del TLC y parece que la tendencia continuará, pues aunque el presidente Enrique Peña Nieto buscó apoyo en Canadá, el embajador canadiense David MacNaughton, dijo que primero pondrán sus intereses antes que su relación comercial con México, algo que otras naciones podría imitar si Trump negocia individualmete con ellas.

Esto, aunque México es el segundo socio comercial de EU, con transacciones anuales por más de 534 mil millones de dólares, sólo por debajo de Canadá que tiene tratos por 658 mil millones.

Imagen: Twitter

loading...