Lo penoso es que muchos lo harán porque no les quedará de otra

En ocasiones, cuando escribo en esta prestigiada revista, siento deseos de abordar diversos temas que no necesariamente estén ligados a la publicidad, mercadotecnia ni a los medios, aun cuando dedico mis líneas para hablar del poder de la palabra, sobre copywriting, redacción persuasiva, contenido… Por hoy no será así y aunque me refiera al Congreso de Mercadotecnia “MARKETHINK”, organizado por la maestra Diana Hernández, Directora de la Escuela de Mercadotecnia de la Universidad Anáhuac de Querétaro y por su eficiente y amable equipo, lo haré escribiendo sobre la inquietud que me dejaron los alumnos.

Me invitaron a impartir el Taller: “Del Breif a la Estrategia” -por cierto, aprovecho para agradecer a Diana y a su equipo por la invitación y atenciones-, en estas casi tres horas que pasé con los alumnos, además de los ejercicios que realizamos sobre creatividad y del tema, motivo del taller, noté una curiosidad especial en ellos, inquietud por conocer, por saber que pasa más allá de los muros de su alma mater, qué sucederá cuando egresen.

En sus preguntas inteligentes todas, aunque no lo formulaban directamente, se dirigían a un “cuéntanos qué pasa allá afuera, cómo es la vida profesional, cómo son las agencias de publicidad y las de marketing, cómo son los clientes”, esto llamó poderosamente mi atención porque la mayoría de los asistentes eran apenas de primer semestre y su justificada curiosidad me hizo sugerirles que comenzarán a buscar trabajo, ya, a realizar prácticas profesionales, que trabajaran de becarios, de trainees desde ahora y lo hice por dos razones:

1. Porque pensé en el enorme número de egresados, de esta universidad cada seis meses, sumados a los de las restantes del país, miles y miles de licenciados listos para ocupar un puesto productivo en alguna empresa y me aterré, no hay trabajo.

2. Y porque me pregunté, ¿dónde les darán una oportunidad? Se formarán detrás de los miles de desempleados, profesionales de mercadotecnia y publicidad, con experiencia la mayoría, que hoy buscan trabajo y no lo encuentran, detrás de sus colegas, los recién salidos del horno y esperarán para escuchar: “Uy, ¿no tienes experiencia?, así no podemos aceptarte”, “No, ahora no estamos contratando, es que la situación económica, tu comprendes” No sé cómo será la situación económica del país cuando todos estos jóvenes egresen, no creo que en cuatro años cambie mucho, en verdad espero equivocarme.

De cualquier forma, no deja de ser alarmante, y dicho sea con honestidad y realidad, estos muchachos, los que conocí el pasado jueves siete, tienen a la mano una educación continua, de alto nivel y la mayoría, tendrán también a la mano, buenas relaciones, amigos en posiciones importantes o incluso buscarán trabajo en otro país. ¿Qué sucederá con los egresados de los planteles en los que estas condiciones no se dan? ¿Qué sucederá con todos, los de las instituciones privadas y públicas? Tendrán, probablemente, que optar por ser independientes, que no está mal, es positivo, lo penoso es que muchos lo harán porque no les quedará de otra y obligado uno, no se desempeña igual que si lo hace impulsado por su pasión.

Agradeceré tus comentarios en www.facebook.com/colegiodecopywriting

Hasta el próximo miércoles.

loading...