Levantaron una publicidad de Rusia 2018 por homofóbica y estereotipada

¿Nadie pensó que el enfoque de la campaña iba a generar lo que generó? A seis horas de publicada, la empresa quitó el comercial que fue tildado de homofóbico y estereotipado.

Captura de video.

Los tiempos han cambiado, todos hemos evolucionado y lo que hace algunos años podía ser motivo de risa, ya no lo es. Ya las publicidades no se pueden mofar de cualquier cosa y no esperar reacciones. Las agencias deberían saberlo, y las marcas también.

Un comercial del canal deportivo TyC Sports de Argentina lanzó una campaña para Rusia 2018, pero a las pocas horas debió levantarla por la presión negativa en las redes sociales.

El spot de la polémica, llamado “Putin”, era el primero de una serie de comerciales que la empresa tenía pautado como estrategia rumbo al 14 de junio, día que comienza el Mundial de Rusia 2018.

Sin embargo, a horas de compartir la publicidad que promocionaba sus transmisiones del Mundial, comenzaron a estallar las críticas en las redes.

El canal la presentó en sus redes como: “Señor Putin: nos hemos enterado de que su país no admite las manifestaciones de amor entre hombres. ¡Estamos en problemas!…”. Dicha frase, sumada a la imagen del presidente ruso y a otros mensajes que promovía el video, ofendió a la comunidad gay por el uso de los estereotipos en un momento en el que el fútbol argentino atraviesa momentos difíciles después de las denuncias por abuso, publicó La Voz.

Incluso la Fundación Huésped (una organización argentina sin fines de lucro creada con el fin de luchar contra el VIH) emitió un comunicado. Allí dice hablando del spot: “… comienza la enumeración de supuestas formas de sexualidad entre hombres: arrodillarse frente a otros, revolcarse en el pasto, ‘romperse todo por otros hombres’, acompañadas de imágenes que lejos están de representar la multiplicidad de posibilidades de demostración de afecto que puede tener un hombre hacia otro hombre y no hacen más que reproducir estereotipos”.

También la Fundación expone sobre el comercial: “Lo que debía ser un chiste, no lo fue. Que hoy tengamos la capacidad de comprender que las orientaciones sexuales corresponden a los deseos de cada persona y no a trastornos psicológicos, enfermedades o amoralidades es una de las principales conquistas de la comunidad LGBT. Retomar viejos conceptos, olvidados y refutados, pone en peligro tantos años de lucha”.

Y un párrafo final para los creativos de la agencia (Mercado McCann): “Aprendamos y entendamos que con las palabras y las imágenes construimos realidad. Seamos conscientes de qué realidad queremos construir”.