Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Lenguaje wellness: no es para todas las marcas

A raíz de la pandemia, para muchas personas el bienestar se ha convertido en una prioridad, ya que las obligó a evaluar el ritmo de su vida y repensar mejor sus elecciones diarias.
Manuel Alonso

Las marcas han captado la indirecta, y están ajustando sus mensajes para alinearse con la marea cambiante de la opinión pública.

Desde hace algunos años, los medios y el sector minorista, están saturados con imágenes de personas radiantes y de aspecto saludable que se flexionan en ropa deportiva y beben jugos orgánicos; con la economía global la industria del llamado wellness, vale unos 3.6 mil millones de dólares (Global Wellness Institute).

No es de extrañar que muchas marcas estén tratando de encontrar su asociación con salud y bienestar para capitalizar este mercado cada vez más rentable. A medida que la salud y el bienestar se vuelven convencionales, inclusivos y no limitados por clase, las marcas amplían cada vez más sus ofertas para interactuar con estos consumidores.

Un despliegue de una marca hacia las actividades de wellness es especialmente efectivo teniendo en cuenta que los millennials están impulsando la economía de la experiencia. Esto ha resultado en que las marcas exploren y expanden su oferta para incluir más experiencias basadas en el bienestar.

Ahora puede recibir un tratamiento de spa en Lush, tomar una clase de yoga en Lululemon o ir a un tratamiento de belleza en el Mandara Spa después de una jornada en Disneyland. Algunas marcas que en esencia no tienen relación con el bienestar, han tomado caminos más atrevidos, como la italiana Diesel que anunció su incursión en el sexual wellness, con el debut de dos juguetes sexuales, que son una parte comúnmente aceptada de la salud sexual. La Organización Mundial de la Salud la define como la necesidad de “un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras”.

Pero, ¿qué significa esto para las marcas cuya oferta o propósito no está enfocado a la salud o el bienestar? ¿Es mejor estirar tu marca y tus valores o seguir siendo auténtico?

Para los consumidores, especialmente los millennials, la autenticidad es clave. A pesar del uso excesivo del término y la cantidad de marcas que lo adoptan como una estrategia de marketing, ser transparente y ofrecer una personalidad genuina, sigue siendo esencial para mantener el apego de los consumidores.

Por lo que, si la historia de una marca no está centrada o no está a una distancia próxima de la salud o el bienestar, esa narrativa no debe forzarse; en cambio, las marcas deben ser astutas y mantenerse fieles a sus propósitos y así el consumidor la respetará.

La mentalidad del consumidor hacia la salud está cambiando. A pesar de los extremos de bienestar, como seguir una dieta “limpia” o paleo, está surgiendo una nueva actitud más equilibrada. Esta nueva forma de pensar está adoptando un estilo de vida más positivo y sostenible. Como parte de esto, los consumidores disfrutan de momentos de indulgencia y eligen invertir en productos de calidad y premium.

El construir conexiones de marca exitosas, fortalece los cimientos de una relación de largo plazo a medida que los consumidores se proyectan en el espíritu de la marca y el producto se convierte en una parte de sus vidas en lugar de un lujo. Estudios sugieren que entre el 70-80 por ciento consideran que el precio no es el factor más importante, sino los sentimientos y emociones que rodean el producto.

La experiencia de la marca es una herramienta extremadamente útil para construir conexiones emocionales. Es importante comprender cuáles son los motivadores emocionales y cómo se pueden mejorar para crear conexiones permanentes con el consumidor, considerando el ritmo en que la industria del wellness se está desarrollando y cómo el bienestar de los consumidores se está volviendo cada vez más relevante para su vida cotidiana.

El wellness no es una tendencia pasajera: llegó para quedarse y se volverá más importante a medida que pase el tiempo. Las marcas que quieran crecer y sobresalir en 2022 deberán descubrir cómo integrarlo en sus estrategias de marca, tanto interna como externamente.

Si bien hay muchas formas en que las marcas pueden integrar el bienestar, siempre habrá que cuidar, que una nueva iniciativa permanezca alineada con los valores y la misión de la marca. La autenticidad y la honestidad son primordiales para lograr un impacto positivo.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados