El silbatazo inicial resuena en los 32 estadios de la liga de fútbol más respetada del mundo.

El balón rueda durante 13 intensas jornadas en los mejores estadios europeos, espacios que cada año encienden sus motores y enfocan sus reflectores para elaborar atractivas campañas publicitarias, lanzar nuevas playeras y recibir a los mejores jugadores franquicia del mundo, mismos que edifican una de las marcas deportivas más poderosas del orbe: la UEFA Champions League, la liga de los campeones.

Esta prestigiada liga cuenta con un solemne himno que todos coreamos en el preámbulo de cada uno de los competidos juegos, en donde jugadores como Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar, Griezmann y Kroos, entre otros, fomentan la pasión por este deporte y en especial por esta competición que da como resultado enormes ganancias para los equipos participantes.

En esta ocasión, analizaremos las características de “La Champions”, misma que inició operaciones en 1955, resaltando los temas que impactan a nuestro sector de la comunicación y mercadotecnia.

Iniciemos abordando el tema de los patrocinadores que auspician el campeonato que se desarrolla por todo el continente europeo y que garantiza que los estadios luzcan abarrotados de fanáticos que, con pasión, impulsan a sus equipos.

Están incluidos bancos, cerveceras, armadoras de autos y productos de alta tecnología, que trabajan junto con los presidentes de los equipos para recaudar sumas de dinero como la que se integró en 2013: 904 millones de euros que fueron repartidos entre los 32 equipos. El campeón se lleva 57.4 millones de euros. El buque insignia de “La Champions” es el Real Madrid, que ya luce en sus vitrinas los 13 trofeos (“La orejona”) que ha conseguido en esta reputada justa del balompié.

Fue la temporada 2009-10 en la que se instauró un nuevo formato en el torneo que separaba, en la fase previa, a los campeones nacionales de liga de los equipos no campeones, los cuales entran en escena en la tercera ronda de partidos, respetando su jerarquía, lo cual provoca una competencia justa y llena de emociones.

¿En dónde está la conexión de la comunicación con la efectiva operación de la liga más famosa del mundo?

La respuesta, estimados lectores, la encontramos en la simbiosis que existe entre el poder de la palabra de los directores técnicos, misma que transmiten a sus jugadores en los momentos clave de cada partido y la personalidad de cada uno de sus jugadores. Una pregunta más antes de continuar: ¿Qué resulta más importante para el resultado del partido? ¿La motivación que proporciona el estratega a sus jugadores o la estrategia que se plasma en el pizarrón para vencer al rival?

El poder de la palabra sin duda está por encima del esquema táctico establecido para obtener el triunfo y lo anterior lo tenemos como ejemplo en entrenadores como Pep Guardiola (Manchester City), Jürgen Klopp (Liverpool) y Sir Alex Ferguson (Manchester United), personajes que dirigen a sus respectivos equipos más como CEOs que como técnicos de fútbol; exfutbolistas que se han capacitado en temas como la administración, el manejo de los recursos humanos, el marketing deportivo, el manejo de varios idiomas y entrenamiento en medios, para enfrentar a las compañías de comunicación, asignaturas que han sido la base para presentarlos como tres de los entrenadores con más victorias y palmarés en el mundo.

El poder de la palabra significa utilizar el mensaje adecuado, en el momento adecuado y transmitirlo al segmento adecuado, y esta fórmula utilizada en la esfera más afamada del fútbol, la UEFA Champions League, convierte a los mencionados técnicos en exitosos comunicadores.

¿Qué tenemos?

Entrenadores con formación de CEO que utilizan herramientas y modelos de la comunicación para conseguir victorias contundentes que le den mayor prestigio a sus equipos y mayores satisfacciones a sus seguidores.
Nos encontraremos más adelante.