Lealtad, la mejor forma de trabajo de marcas, clientes y colaboradores

Un cliente leal te permite trabajar mejor. Te genera productividad organizada. Cuando alguien te da confianza, los negocios florecen de forma automática.

Sufrir una traición es una lección de lealtad. En el gremio de la mercadotecnia es común que te traicionen. Hasta cierto punto es algo que está fuera de tu control. Yo no soy de la idea de hablar de las cosas negativas, no es que quiera engañarme, evadirme o perder realismo de vida.

Es mejor hablar de lo bueno que hay y que pasa y así actuar para que pasen más cosas positivas que negativas en nuestras vidas personales, profesionales y en las vidas de los otros.

Sólo así aprendiendo de los errores, fracasos y traiciones. Sin engañarse y sin ser un falso positivista, las cosas malas sirven para mejorar y apuntalar a las buenas que valen la pena en la vida.

Hay cosas verdaderamente importantes y situaciones que están fuera de nuestro control. Es clave enfocarse en el punto medio justo de ambas. Tomar en cuenta que hay cosas que jamás podrás controlar y las cosas que te importan realmente.

Enfócate en lo que te importa y deja fluir lo que no puedes tener bajo tu control. Muchas veces, las emociones hacen que los acuerdos fracasen.

Clientes leales generan relaciones productivas verdaderas

Un cliente leal te permite trabajar mejor. Te genera productividad organizada. Cuando alguien te da confianza, los negocios florecen de forma automática.

La creatividad crece exponencialmente y las relaciones se convierten an alianzas fuertes, con la solidez para mandar mensajes contundentes y unificados que hacen mucho más fuertes a las personas, las marcas y las organizaciones.

Si tienes un cliente leal, es lo mejor que te puede pasar como agencia. Es un aliado real y un cómplice productivo. Se convertirá en tu mejor consejero como agente de la mercadotecnia, será tu verdadero intermediario entre el ADN de la marca y tú como potenciador de lo que escuchen las audiencias y prospectos.

Una marca leal incrementa su valor financiero todos los días  

Las marcas que practican la lealtad y que la integran dentro de sus valores de marca reales, son y serán más valiosas.

La lealtad es el cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y del bien. Es el amor y fidelidad que muestran a su dueño algunos animales, como el perro y el caballo.

Es un valor que más que decirse, se practica. Una marca debe de cumplir con sus compromisos a sus clientes, accionistas y aliados. Si es así, las marcas más fuertes son las que proyectan lealtad suficiente de manera automática a su mundo contexto y su entorno.

La verdad tiene que rodear a las marcas, circundarlas. Independientemente de su realidad, su filosofía y su personalidad. Si las marcas mandan mensajes verdaderos reales, esto de manara automática incrementará su valor financiero.

Los clientes queremos marcas y servicios verdaderos, que no traicionen a nuestros intereses y economía. Si la marca es leal conmigo, seré un cliente leal con la merca. Esta es mi respuesta. Una reacción humana innata.

Los colaboradores leales serán liderazgos verdaderos y fuertes

¿Por qué traicionamos a otros? Porque no somos capaces de esperar con paciencia a que el reconocimiento llegue de forma natural. Serenidad y paciencia. La lealtad en un equipo de trabajo, solidifica y une relaciones productivas.

Nuestra impaciencia nos traiciona al mismo tiempo. un equipo leal, no necesita falsos reconocimientos, trabaja como un reloj organizado y perfecto. Lo que comienza de forma leal, termina con evolución y éxito.

Establece acuerdos reales con tus colaboradores, firma de forma formal acuerdos de confidencialidad y lealtad para que no te sorprendan las traiciones de otros. Pero al final, elige bien con quién trabajas.

Es un proceso fuera de control a tus manos, pero puedes promover relaciones de equipo que pongan a prueba lealtad todos los días, de ida y de vuelta. Como un lenguaje común.

La lealtad no es aburrida, es una gasolina de vida y genera amor fraternal que une a las personas. Que las dirige a luchar con pasión por sus intereses en común. La lealtad es un acto de amar al otro.

Compartir
Artículo anteriorEsta es la importancia que tienen los programas de lealtad
Artículo siguienteSitio del día: Un recurso para el correo electrónico en canales de Slack
Comunicador de la Universidad Iberoamericana y maestro en Producción Audiovisual por la Universidad Complutense de Madrid. Consultor y conferencista especializado en estrategias de comunicación, relaciones públicas y mercadotecnia. Académico con más de 6 años de experiencia en diferentes universidades. Fundó su agencia hace más de 10 años de la nada -InTrend, the Next Marketing-. Ha asesorado a marcas como adidas, El Palacio de Hierro, Mastercard, Don Julio -Diageo-, Kantar Worldpanel, Kantar TNS, Kantar Millward Brown, Expo China México, (Bodegas La Negrita) BLN, Royal DSM (Ciencia y nutrición) y La Europea, entre otras. Miembro de diferentes consejos consultivos editoriales y empresariales. Inquieto, disruptivo y apasionado. Ha sido de todo. Sin miedo a siempre volver a empezar. Twitter @pacosantamaria Instagram @pacosantam