Las grandes marcas deportivas comprando apps para no quedar fuera del juego

Nike, Adidas y Under Armour empiezan a dar pasos estratégicos adquiriendo empresas que tiene apps para deportistas y dar un valor agregado a sus clientes que quieren ponerse en forma o practicar un deporte, entrando de lleno al marketing directo.

Existe una importante oferta de aplicaciones móviles o apps  dentro del mundo del fitness que permiten dar un seguimiento de salud y del ejercicio realizado, así como de entrenamientos a realizar. Estas apps tienen estadísticas de las distancias que se cubren al correr, el gasto de calorías, la velocidad a la que vamos, las rutas que seguimos,  además monitorear el ejercicio muscular dentro del gimnasio, traen herramientas para dar asesoría en nutrición, miden la calidad del sueño, entre otras que ayudan desde al principiante en ejercicio hasta a un consumado deportista.

Estas apps diseñadas para smartphones con plataforma Android, Iphone y Windows Phone cuentan con diferentes rutinas de entrenamiento para descargar y con videos explicativos de cómo hacer ejercicios en el gimnasio o en casa. Realmente una gran oferta de valor para quien busca hacer ejercicio con asesoría.

Un medio para hacer marketing directo

Adidas, Under Armour y Nike empiezan a hacer jugadas estratégicas con respecto a esta nueva tecnología de contenidos. Hace un par de años  Adidas compró a Runtastic en 240 millones De dólares y de golpe se hizo de una base de 70 millones de usuarios registrados y con versiones del app en 18 idiomas.  Lo que busca Adidas es avanzar en mercados y recuperar posiciones en otros, como en el caso de Estados Unidos donde el líder es Nike y Under Armour se colocó en segundo desplazando a Adidas a la tercera posición.

La empresa estadounidense Under Armour ya había dado un paso importante desde 2014, cuando compró el app de dieta y ejercicio MyFitnessPal, por 475 millones De dólares y también adquirió a la red social de fitness Endomondo, por 85 millones De dólares.   Under Armour se hizo de120 millones de usuarios registrados en su plataforma fitness, que se reconoce como la mayor comunidad digital de salud en el mundo. Nike fue pionero en el seguimiento de fitness, haciendo equipo con Apple en el app “Nike+ running” para el iPod y iPhone, además del lanzamiento de la FuelBand en 2012, que es una pulsera que monitorea la actividad física de las personas como calorías consumidas, pasos caminados al día, distancias recorridas, etc.

Las nuevas estrategias

Los gigantes de la industria ven una nueva oportunidad de explotar las aplicaciones móviles en:

Segmentación: Las apps requieren un registro donde el usuario debe dar sus datos personales.  Esto representa una gran oportunidad de segmentar por demográficos como edades, género, ubicación geográfica, preferencias en deportes, además de poder rastrear hábitos de consumo como frecuencia de ejercicio o tipo de productos consumidos y así dirigir iniciativas precisas.  Al tener registros de decenas de millones de usuarios se tiene acceso a información muy valiosa, auténticos datos de mercado para tomar decisiones!

Venta: Las aplicaciones han incluido un módulo de venta en línea para que cada una de las marcas propietarias ofrezca su gama de productos de diferentes deportes para que el usuario compre desde su teléfono. Así MyFitnessPal ofrece una sección de tienda en línea con toda la oferta de productos y accesorios Under Armour para cualquier perfil  de deportista, desde tenis hasta ropa para entrenar.

Lealtad: Utilizando las apps, la segmentación y la venta en línea, las marcas pueden implementar muchas estrategias de lealtad basadas en los hábitos de la práctica del ejercicio  de sus usuarios, también de consumo, estado físico y muchas otras variables que les permitirán diseñar promociones personalizadas y esquemas de recompensas. Por otro lado la comunidad creada por la versión en redes sociales de estas apps, constituye una oportunidad para que los usuarios publiquen sus avances en el deporte, sus  logros de metas y compartan sus experiencias, inspirando y permitiendo a los atletas de todos los niveles aprovechar el poder del deporte en sus vidas.

Comunicación directa: Con estas apps las marcas tienen automáticamente un canal para hacer marketing directo. A través de notificaciones, banners, contenidos, etc se puede hacer llegar por su Smartphone a los millones de usuarios notificaciones, avisos, anuncios, promociones, lanzamientos de producto y cualquier otro requerimiento de comunicación.

La tecnología y en concreta las nuevas aplicaciones móviles representan un complemento importante para las marcas deportivas, que se están convirtiendo en más allá de vendedores de producto,  en ser una solución completa para la gente que quiera activarse físicamente, donde le surten desde los tenis y ropa, lo asesoran en cómo empezar a hacer ejercicio, ponen a su disposición planes de entrenamiento, monitorean su ejercicio y hasta le dan sugerencias de nutrición.