Las estrategias de la IP para reactivar la economía gastronómica tras el 19-S

El sismo del 19 de septiembre pasado dejó como consecuencia afectaciones importantes para la economía de las zonas siniestradas. El corredor Roma-Condesa —uno de los de mayor oferta gastronómica, comprendido por las colonias Roma Norte, Roma Sur, Hipódromo, Condesa e Hipódromo Condesa— no sólo sufrió el éxodo de muchos vecinos, quienes tuvieron que mudarse a otras latitudes de la ciudad, sino que dejó de recibir el nutrido número de visitantes que solían disfrutar de un sinnúmero de restaurantes, cafés, centros nocturnos y otros lugares de esparcimiento.

Según cifras del gobierno de la Ciudad de México, de los 223 edificios catalogados como de alto riesgo, 53 se encuentran en este corredor; y de acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), la zona ha sufrido una baja del 70 por ciento en sus ventas, lo que significa una de las peores caídas en 100 años.

Ante este panorama, es urgente la implementación de políticas por parte del gobierno que incentive el consumo dentro de la zona, pero también es necesaria la participación de la sociedad civil para la reactivación económica en este cosmopolita territorio.

De esta manera han surgido algunas iniciativas como la Ruta del Vino y Queso, implementada por algunos restaurantes de la Roma-Condesa de la mano de algunas marcas de consumo como Port Bleu (la línea de quesos maduros de Lyncott) y Bodegas Izadi, una idea cuyo propósito es lograr recobrar el interés de los comensales hacia los lugares de esa parte de la ciudad.

En dicho recorrido culinario un puñado de restaurantes ofrecerán como cortesía para sus comensales bocadillos que tienen como base los quesos y que son fruto de la creatividad y el talento de la cocina de cada establecimiento.

Otra iniciativa con un propósito similar es llevada a cabo por la fundación Pernod Ricard México, la cual, mediante una serie de activaciones masivas apoyadas por el hashtag #JuntosNosLevantamos, busca involucrarse con la sociedad civil para encausar y acelerar los apoyos en beneficio de las zonas de la Roma y la Condesa.

Una tercera iniciativa que buscará abonar a la reactivación del corredor fue la decimonovena edición del Corredor Roma Condesa, que se realizó los pasados 25 y 26 de noviembre. En esta edición, la serie de eventos, además de promover a los chefs y artistas de la zona, contó con actividades que se enfocaron en que la sociedad civil valorara la importancia del patrimonio de esta parte del centro de la ciudad.

En la parte que correspondió a la gastronomía, se realizaron tours gastronómicos por una serie de restaurantes que ofrecieron a los comensales novedosos platillos inspirados en la restauración de la ciudad y la atracción de visitantes; así como subastas y venta de camisetas, cuyas ganancias fueron destinadas a la fundación Origen, asociación civil que apoya a los damnificados por el sismo del 19 de septiembre.

Iniciativas como estas, que no sólo buscan generar beneficios para los comercios locales de una de las zonas más afectadas por el siniestro de septiembre, sino también para vecinos afectados de toda la ciudad, son muestra de que basta un poco de disposición y empuje por parte de iniciativa privada y los talentos dentro de sus áreas de mercadotecnia para generar conciencia y aportar un valioso granito de arena para seguir levantando a esta ciudad.

Sin embargo, es una realidad que se requiere del apoyo de todos, y el ente que ha quedado más rezagado ha sido el gubernamental.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.