Las criptomonedas no son el futuro del dinero, son la realidad

Las criptomonedas son un concepto muy joven. El nacimiento de la primera criptomoneda, Bitcoin, se dio en el año 2009, con la redacción de un documento en el que se proponía a la tecnología de Blockchain como la base tecnológica de las criptomonedas.

Dicho documento, ha sido considerado como una obra maestra de tecnología y ha dado pie al surgimiento del Blockchain como una tecnología de base, no sólo para las criptomonedas, también para múltiples usos. Dicho documento, fue creado por Satoshi Nakamoto, un pseudónimo para el cual, aún, no se sabe si pertenece a una persona o a una organización; es un misterio ya que nunca, nadie vio a Satoshi Sakamoto.

En países emergentes, como el nuestro, las nuevas tecnologías siempre tienen un proceso de crecimiento o rampa más lento que en las economías mas ricas del mundo. Además de las razones económicas, a menudo se encuentran barreras en términos de nivel de educación de la población que ralentizan su crecimiento. Es muy común que exista un rezago de años para la adopción plena de tecnologías, comparado con la rapidez de los mercados maduros.
El mercado de las criptomonedas y la economía que se está generando alrededor de las mismas, es un poco diferente a otras tecnologías. En este mercado, vemos cómo la adopción de los activos digitales se está dando a tasas más aceleradas en países emergentes que en las economías más desarrolladas. Uno de los principales motivos para este fenómeno es la baja bancarización de su población, es decir, un sector muy importante de la población no tiene cuentas bancarias, ni utiliza tarjetas de crédito de forma regular. Si vemos esto en términos tecnológicos, no existe un “legacy” o legado de tecnología bancaria vieja que actúe como barrera para las nuevas tecnologías.

No cabe duda de que, los mexicanos, desconfiamos de los bancos y de otras instituciones financieras. Muchas de las empresas que prestan servicios púbicos como agua, luz, gas e internet continúan recibiendo pagos en locales físicos. La comodidad de domiciliar los pagos continúa perdiendo frente la tradición de ir a hacer fila para pagar. Incluso, ir a una tienda de conveniencia nos parece mejor que colocar el pago en automático a través de una alguna institución bancaria.

Por lo anterior, las criptomonedas y, en general, las propuestas de tipo Fintech, empresas emergentes de servicios financieros, deberían ser un gran éxito en nuestro país, sin embargo, cuando se busca información al respecto, es confusa y, muchas veces, contradictoria. Las notas en la prensa especializada van desde “estamos muy rezagados” hasta “somos uno de los países líderes en adopción de criptomonedas en el mundo”. La realidad es que, sabiendo de la propensión de los mexicanos hacia la informalidad económica, es muy probable que sea difícil obtener datos duros sobre las cifras que se manejan en la criptoeconomía mexicana, sin embargo, aquí algunos datos publicados recientemente sobre el uso de criptomonedas en México:

De acuerdo con una encuesta realizada por Statista sobre el uso y la propiedad de criptomonedas entre internautas a nivel global, México se ubica entre los países latinoamericanos con mayor número de usuarios de criptomonedas. Esta encuesta fue realizada por Statista, entre enero y mayo de 2019. Según los datos, México está entre los primeros cinco países de la región medidos por el porcentaje de internautas que usan criptomonedas.
Brasil lidera, junto con Colombia, la adopción regional de criptomonedas; un 18% de sus internautas utilizan tokens digitales. Argentina, está en el tercer lugar, con un 16% de usuarios de los activos digitales, mientras México, se coloca en cuarto lugar, con un 12% de sus cibernautas dentro de la criptoeconomía y, para cerrar el “Top 5 regional”, tenemos a Chile, con un 11% de utilización.

Hay que tener bien claro que, la encuesta de Statista, es relativa al tamaño de internautas y no al tamaño de la población. Esta encuesta, no nos proporciona datos duros del número de personas que poseen criptoactivos en cada país, ni del tamaño de los mercados en cada país, sin embargo, es un excelente indicador de la penetración relativa de la criptoeconomía.
En otro estudio, realizado por HootSuite y We Are Social, se llegó a la conclusión de que Brasil lidera el uso de criptomonedas en América Latina, seguido por Colombia y México en tercer lugar. En ese estudio se dice que, en México, 6 de cada 10 internautas, utilizan criptomonedas. Esta cifra sería superior a la media global, de 5.5 usuarios de criptomonedas, por cada 10 internautas.