Las contraseñas más inseguras del 2019 y los peores errores que comete el usuario digital en torno a su privacidad

Las contraseñas más inseguras del 2019 y los peores errores que comete el usuario digital en torno a su privacidad
Foto: Bigstock

La privacidad se ha convertido en un tema prioritario para las compañías enfocadas en la parte digital. Antes de la crisis de marca de Facebook y Cambridge Analytica existió el caso de Ashley Madison. Durante 2015, los hackers obtuvieron los datos personales de 36 millones de usuarios del sitio, cuya función es encontrar relaciones extramaritales.

Pero el impacto en el caso de la red social co-fundada por Mark Zuckerberg fue macro, sobre todo por las cifras que registra, con más de 2.13 mil millones de usuarios. En México tendrá 57.26 millones de usuarios al cierre de este año, de acuerdo con las previsiones.

Después de ese incidente comenzaron las revisiones en otras plataformas y esto derivó el año pasado en una invasión de mensajes sobre “nos importa tu privacidad” y “este es nuestro compromiso con la privacidad”.

Sin embargo, al igual que otros años, los usuarios digitales continúan cometiendo errores graves en la protección de sus datos, parece no preocuparles demasiado la seguridad de sus cuentas.

Las contraseñas más inseguras del 2019

De hecho, el Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) del Reino Unido reveló que 23.2 millones de los hackeados en todo el mundo utilizaron la contraseña “123456”. Esta combinación es más usada en el mundo desde hace años, aún cuando se ha hecho hincapié en que es un error garrafal.

Las 20 contraseñas más utilizadas son:

  1. 123456 – 23.2 millones de veces
  2. 123456789 – 7.7 millones de veces
  3. qwerty – 3.8 millones de veces
  4. contraseña – 3.6 millones de veces
  5. 1111111 – 3.1 millones de veces
  6. 12345678 – 2.9 millones de veces
  7. abc123 – 2.8 millones de veces
  8. 1234567 – 2.5 millones de veces
  9. contraseña1 – 2.4 millones de veces
  10. 12345 – 2.3 millones de veces
  11. 1234567890 – 2.2 millones de veces
  12. 123123 – 2,2  millones de veces
  13. 000000 – 1.9 millones de veces
  14. Iloveyou – 1.6 millones de veces
  15. 1234 – 1.3 millones de veces
  16. 1q2w3e4r5t – 1.2 millones de veces
  17. Qwertyuiop – 1.1 millones de veces
  18. 123 – 1.02 millones de veces
  19. Mono  980, 209 veces
  20. Dragón  968,625 veces

Sabemos que esto no es propio de los usuarios digitales de un segmento específico, pues recordemos que el propio Mark Zuckerberg tenía como contraseña para LinkedIn, Pinterest y Twitter “dadada” y al ser descubierto el tema fue viral. O en el caso de Kanye West, la contraseña de desbloqueo de su iPhone era 000000.

Los especialistas advierten que en cuanto a nombres, los más utilizados son: Ashley (432,276), Michael (425,291), Daniel (368,227), Jessica (324,125) y Charlie (308,939).

Sobre equipos futbol, los más populares resultaron el Liverpool (280.723), Chelsea (216,677), Arsenal (179,095), Manutd (59,440) y el Everton (46,619).

“Cómo te verías si fueras del sexo opuesto”

Sobra decir que no deberías usar estos como contraseña. Sin embargo, los descuidos de los usuarios digitales van más allá. Basta con decir que las encuestas al estilo “Cómo te verías si fueras del sexo opuesto” son un peligro que el usuario está dispuesto a correr.

Esto quedaría comprobado con la exempleada de Cambridge Analytica, Brittany Kaiser , quién testificó frente al parlamento del Reino Unido, que la encuesta sobre sexo Sex Compass, entre otros cuestionarios, fueron fuente de la consultora para conseguir datos de los usuarios de la red social.

Es decir, los propios usuarios dan pauta a los hackers y empresas a que obtengan sus datos, con tal de obtener un resultado de un simple test de entretenimiento.

Un dato alarmante sobre el tema, revela la ligereza con la que los usuarios se toman la libertad de compartir sus datos, pues Chartered Institute of Marketing (CIM) reveló que el 70 por ciento de los consumidores asegura que no encuentra ninguna ventaja sobre el hecho de compartir datos personales con las compañías, pero lo hacen.