Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Las 3 formas en que la tecnología está afectando la industria del Real Estate

Cifras de Ernest & Young, refieren que la industria del Real Estate generó un flujo de efectivo por financiamiento para la adquisición de propiedades en 2016, de 37 mil 910 millones de dólares, solo en Estados Unidos, lo cual demuestra que los bienes raíces son un brazo de la economía de un país.

Cifras de Ernest & Young, refieren que la industria del Real Estate generó un flujo de efectivo por financiamiento para la adquisición de propiedades en 2016, de 37 mil 910 millones de dólares, solo en Estados Unidos, lo cual demuestra que los bienes raíces son un brazo de la economía de un país.

De acuerdo con un análisis de SquareFoot, las agencias de corretaje están adoptando nuevas tecnologías que están modificando su contacto con los clientes, ya que herramientas como la automatización e inteligencia artificial ayudan a compañías inmobiliarias a crear ofertas en función de los datos obtenidos.

Asimismo, detectó algunos cambios sobre la industria inmobiliaria:

La economía compartida continúa creciendo

Durante 2015, las compañías de coworking denominados The Yard y WeWork se hicieron más populares, es decir, espacios de oficina que son rentados por horas, días y meses, con presupuestos diferenciados en función de las necesidades de los clientes. Los cambios, en gran parte son porque los jóvenes no tienen los recursos para construir grandes inmuebles, ni para pagar rentas de meses por adelantado.

El internet de las cosas

En medida que la necesidad de inmuebles deja de ser un tema centralizado, crece la necesidad de información transparente sobre la oferta de lugares y sitios a rentar. Con el internet de las cosas, el monitoreo y la administración de la información se vuelve sencillo, porque permite ver a un administrador la ubicación y la capacidad que tendrá de supervisar la oficina.

Realidad Virtual

Con el avance de la realidad virtual y la realidad aumentada, los clientes potenciales podrán hacer visitas a oficinas antes de conocerlas, e incluso planificar un rediseño y tener una mejor comprensión de los conceptos arquitectónicos.

Y es que para los clientes, tener opciones de tours de RA puede ayudar al cliente a “imaginar” su oficina perfecta, es decir, con rediseños y como producto final. Las casas de comercio y las empresas ahora deben preocuparse por la convergencia de la RA y VR, ya que un espacio edificado ya no es lo suficientemente interesante para los consumidores.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Pagos mediante sistemas digitales y “cashless” (sin efectivo)

Actualmente, la mayoría de los consumidores mexicanos realizan sus transacciones utilizando como medio de pago dinero en efectivo -monedas y billetes- emitido por algún banco central, como el Banco de México. Todos los negocios que reciben efectivo lo revisan varias veces, quizás hasta 10, antes de depositarlo en el banco, donde de nuevo lo cuentan. Procesos como éstos parecen arcaicos, por decir lo menos. En contraposición, las transacciones digitales son mucho más eficientes y dinámicas.

Karina Ortiz

Storyliving: De espectador a protagonista de las historias

Ya lo dice la conocida frase de Maya Angelou, “las personas olvidan lo que les dijiste y lo que hiciste, pero nunca olvidarán cómo las hiciste sentir”. Este pasaje del dicho al hecho pone a las marcas de frente con el concepto de storyliving que se centra en la importancia de hacer vivir las historias más que contarlas.