x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

La vida digital también mata

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Instagram perdió a una de sus más famosas reinas de Storys.

La rusa Olga Pronina, la instagramera y motociclista que presumía cada día sus video historias sobre velocidad y motocicletas murió de una forma aterradora al momento de grabarse en uno de sus trucos a toda velocidad. Ayer que vi la nota en un periódico de Europa, perdí el sueño y no paré de preguntarme si esta dramática muerte hubiese ocurrido hace tan sólo 5 años. Quizá sería imposible y muy poco probable.

No nos sonaba nada Instagram y mucho menos nos preocupaba estar constantemente generando contenido fresco para mantener nuestro perfil candente y atractivo para los demás. Ayer, después de conocerse la nota en lo medios más  importantes de Europa, Instagram cerró el perfil personal de Pronina sin dar ninguna explicación y es que no era necesario, no se puede culpar a nadie más que a la atractiva rusa de estar grabándose mientras conduce mientras hace piruetas y acrobacias en una de sus muchos modelos de motocicletas.

Olga Pronina logró convocar a más de 200 mil seguidores en su cuenta de Instagram. Mantenía constantemente muy activa su cuenta, publicaba historias con diferentes modelos de motocicletas de pista. Mucho ayudaba que era una rusa muy atractiva y sensual. Era el reflejo de una vida plena y completa. Una mujer atractiva, aventurera y carismática. Trabajaba muy bien su cuenta, con mucho oficio y constantemente nos inspiraba a otros amantes de las motocicletas para grabarnos todo los días y contar lo que es disfrutar de la libertad de las motos.

No quiero sonar como un “Moralino”, anticuado o un romántico analógico del siglo pasado. Pero nos lo han dicho mucho y tienen razón. Lo que pasó ayer con Olga me obliga a reflexionar qué nos está pasando y qué falta que nos siga pasando con tanta vida digital por todas partes. Tenemos presidentes de potencias mundiales que bluffean constantemente en Twitter y al final no están haciendo o actuando en nada y nos hemos creído durante casi un año sus historias digitales.

Por otro lado, muchos se enamoran de otro por medio de una cortina digital inexistente en la realidad offline. Sin duda es la realidad de las realidades. Que nos hace perdernos lo que está pasando y no es que la realidad online sea inexistente o la realidad offline sea más real que otras. Error es perder la conciencia entre las realidades y la noción real de entre todas ellas. Perderse sin poder recuperarse, ¿Qué vale más, una historia en Instagram o una vida offline completa? La respuesta está en el aire y no necesariamente lo más moral es lo correcto. Y es que no existen respuestas correctas como en los exámenes de conciencia convencionales.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados